Saltatu nabigazio-menua eta joan edukira

EROSKI CONSUMER, kontsumitzailearen egunkaria

Bilatzailea

Fundazioaren logotipoa

EROSKI CONSUMERen kanalak


Kokaleku honetan zaude: Azala > Elikagaien Segurtasuna

Artikulu hau itzulpen automatikoko sistema batek itzuli du. Informazio gehiago, hemen.

Euskarara itzultzeko sistemek aurrerapen handiak izan dituzte azken urteotan, baina oraindik badute zer hobetua. Hobekuntza horren parte izan nahi? Aukeratu esaldi osoak nahieran, eta klikatu hemen.

Barbara Freischem, Animalien Osasunaren Nazioarteko Federazioko (IFAH) zuzendari exekutiboa

Elikagaiak inoiz ez dira orain bezain seguruak izan

  • Egilea: Argitaratze-dataren
  • arabera: Osteguna, 2012ko irailaren 27a

Europa dispone de los alimentos de origen animal más seguros de la historia, gracias a los controles que se realizan. No obstante, debe lidiar con nuevos retos, ya que la libre circulación de personas y mercancías favorece que las enfermedades también se desplacen. Esto significa que enfermedades animales con capacidad para infectar a las personas (zoonosis) pueden viajar de una parte a otra del globo, como podría ocurrir con la gripe aviar, una enfermedad ante la que no se debe bajar la guardia. Además, en el futuro, implicará que los controles en zonas de paso, como fronteras y aeropuertos, deban ser más férreos. En algunos países como Australia ya hay perros que rastrean a los viajeros recién llegados a los aeropuertos para detectar alimentos frescos como el queso, la fruta o la carne, que está prohibido llevar. Otro reto será conseguir producir alimentos de forma segura y sostenible en un mundo cuya población crece y donde el 20% de la producción pecuaria mundial se pierde debido a las enfermedades de los animales, según informa en esta entrevista Barbara Freischem, directora ejecutiva de la Federación Internacional de Sanidad Animal (IFAH).

SALMONELOSIA SAIHESTEKO NEURRIAK

La lucha contra la salmonelosis es una batalla que se libra a varias bandas, ya que esta zoonosis puede detectarse en cualquier punto, desde las industrias de producción alimentaria hasta los hogares de los consumidores, si se manipulan de forma incorrecta los alimentos que pueden contener Salmonella. En Europa, se han tomado medidas para reducir la incidencia de la salmonelosis de las aves de corral o de la producción de huevos. Para ello, la EFSA monitoriza el control de Salmonella en la producción animal y se cerciora de que sea exitosa.

Los métodos empleados para controlar Salmonella en las aves de corral incluyen la supervisión de la situación sanitaria de los animales, así como programas específicos de vacunación. “Cuando adquirimos los alimentos, se convierte en nuestra responsabilidad mantener su seguridad, la cocción a la temperatura correcta y lavarse las manos al cocinar”, explica Barbara Freischem. Para lograrlo, la OMS proporciona asesoramiento muy claro con sus “Cinco claves para la inocuidad de los alimentos”. Los controles adecuados por parte de las autoridades y una correcta manipulación de los alimentos por parte de los consumidores ayudan a reducir los casos de salmonelosis.

No obstante, en ocasiones, los consumidores no saben cómo actuar porque se registra un problema alimentario potencial, no detectado antes y desconocido. “Este fue el caso de la crisis de los ‘pepinos españoles’ del pasado verano, cuando la causa se identificó como algo totalmente diferente. No se había oído nada antes. Por este motivo, tenemos que controlar los pasos relevantes a lo largo de la cadena alimentaria de forma eficaz y bien”, destaca Freischem.


Iruzkin bat argitaratzen baduzu, datu-babesari buruzko politika onartzen duzu

Hau interesa dakizuke:

Infografiak | Argazkiak | Ikerketak