Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Alemania cerrará todos los reactores nucleares para el año 2022

El Gobierno germano asegura que es una decisión definitiva, por lo que no habrá cláusula de revisión en el futuro

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 30 mayo de 2011
El Ejecutivo alemán ha acordado cerrar todos los reactores nucleares del país para el año 2022, tal como ha anunciado el ministro de Medio Ambiente, Norbert Rottgen, tras una reunión de varias horas entre las fuerzas de la coalición gobernante. Según el calendario indicado, los siete reactores más viejos del país -que fueron objeto de una moratoria tras el accidente nuclear en la planta japonesa de Fukushima-1- y el de Kruemmel no volverán a funcionar, mientras que un segundo grupo de seis cerrará en 2021 y los tres más modernos lo harán en 2022.

Además, el ministro ha aclarado que es una decisión definitiva, por lo que "no habrá cláusula de revisión", a pesar de que algunos partidos políticos habían solicitado que la medida pudiera revisarse en un futuro. No obstante, el impuesto sobre las barras de combustible gastadas seguirá vigente, ha precisado Rottgen, que no ha especificado hasta cuándo. Con ello, el Gobierno espera recaudar unos 2,3 billones de euros anuales.

La industria alemana ya ha advertido de que el cierre prematuro de los reactores nucleares podría tener unas consecuencias nefastas, especialmente si no se plantea una alternativa para sustituir la energía que producen, que representa el 23% de la que se consume en el país. Para solventar un desabastecimiento, en el caso de que las energías renovables y los combustibles fósiles no sean suficientes para atender la demanda energética, la coalición ha acordado mantener en "reserva fría" hasta 2013 uno de los reactores.

La decisión de clausurar los reactores obedece a las multitudinarias manifestaciones antinucleares que tuvieron lugar en Alemania tras el accidente en Fukushima-1. Además, ha recibido el apoyo del Partido Verde, que arrebató a los cristiano-demócratas su bastión de Baden-Wuerttemberg en las elecciones de marzo.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones