Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Andalucía conserva semillas del 90% de las especies de flora amenazada de Sierra Nevada para su recuperación

Este espacio natural es el centro de diversidad vegetal más importante del Mediterráneo occidental

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 20 abril de 2012
La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía conserva en la Red Andaluza de Viveros y en el Banco de Germoplasma de Córdoba el 90% de las especies de flora amenazada presentes en el Espacio Natural Sierra Nevada y el 80% de aquellas endémicas sin amenazar. En total, son 280 las especies cuyas semillas forman parte del Banco de Germoplasma, que proporciona material para futuras actuaciones y una reserva genética que permitiría una posible reintroducción en caso de extinción.

Los estudios llevados a cabo por técnicos con estas plantas "han permitido configurar un cuidadoso programa de colecta de material reproductor, con un riguroso control de trazabilidad, que supera de media anual las 200.000 semillas", destaca la Consejería andaluza de Medio Ambiente. Este trabajo también ha hecho posible la puesta a punto de técnicas de propagación para 132 especies diferentes, el hallazgo de nuevas localizaciones de siete especies de alto interés ecológico y la comprobación de que otras, como las "amenazadísimas" Narcissus nevadensis y Laserpitium longiradium, han experimentado un crecimiento significativo.

Sierra Nevada "es el centro de diversidad vegetal más importante del Mediterráneo occidental", recuerda la Consejería de Medio Ambiente. Las 2.100 plantas vasculares que se han catalogado hasta la actualidad constituyen casi el 30% de la flora de la España peninsular, en tan sólo un 0,4% de la superficie de este área, y el 7% de la flora de la región mediterránea, en el 0,01% de la extensión de la misma. La importancia de la flora vascular de Sierra Nevada no radica solo en el total de vegetales representados, sino también en el elevado número de ellos que son exclusivos de este macizo.

En los últimos quince años de gestión del Parque Natural y Parque Nacional de Sierra Nevada, los avances en materia de conservación y recuperación de flora han sido notables. Destaca la evolución positiva que han experimentado muchas especies en peligro crítico de extinción, como Odontites granatensis y Artemisia granatensis. En cuanto a la primera, se detectó, a mediados de los años 90, una drástica disminución de su única población. Desde entonces se ha procedido al establecimiento de diferentes vallados perimetrales y siembras con las que se ha conseguido aumentar exponencialmente el número de ejemplares y duplicar su área de distribución en la actualidad.

En el caso de la manzanilla real (Artemisia granatensis), especie que une a los problemas naturales la presión por la recolección por sus pretendidas propiedades medicinales, se ha conseguido en tres años cartografiar toda su área de distribución y reforzar su población con más de 500 ejemplares nuevos. Se han plantado en lugares que permiten disminuir el nivel de aislamiento entre los diferentes núcleos poblacionales y mejorar la conectividad que asegure la conservación de esta especie.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones