Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Áreas Marinas Protegidas: Pocas y descuidadas

El compromiso de España de proteger para 2012 el 10% de las zonas marinas sensibles está muy lejos de cumplirse con las actuales medidas

A pesar de su enorme riqueza biológica y económica, sólo el 0,5% de la superficie total marina cuenta con alguna figura de protección. España, como miembro de Naciones Unidas y la Unión Europea, se ha comprometido para antes de 2012 a ampliar en un 10% las Áreas Marinas Protegidas (AMP) de sus costas. Sin embargo, los asistentes a la reciente Conferencia del Convenio de Barcelona, que vela por la protección del Mediterráneo, han vuelto a evidenciar los escasos avances en este sentido, por lo que han apelado a un mayor compromiso de los responsables institucionales.

¿Por qué hay pocas Áreas Marinas Protegidas?

Las “Áreas Marinas Protegidas” (AMP) son cualquier zona marina definida bajo legislación para proteger sus “valores marinos”. En este cajón de sastre caben desde los santuarios marinos para ballenas hasta los parques naturales y nacionales marinos, siempre que incluyan aspectos relacionados con la conservación, el comercio, la protección de especies particulares, la importancia científica, las características históricas, de recreo, paisajísticas/estéticas, los valores culturales y/o de usos tradicionales.

/imgs/2008/01/amp2.jpgA pesar de esta amplia denominación, o tal vez por ello, sólo el 0,5% de los océanos del mundo cuenta con alguna figura de protección, según el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Como muestra del escaso interés por preservar el patrimonio marino, la falta de datos y de coherencia entre las diferentes legislaciones, normativas y denominaciones hacen muy difícil establecer el número y la extensión de estas zonas especiales. En cualquier caso, el PNUMA estima unas 4.000 AMP repartidas en más de 80 países de todo el mundo, si se incluyen también las reservas de pesca (1.101 áreas en todo el mundo según la FAO).

El PNUMA estima unas 4.000 AMP repartidas en más de 80 países de todo el mundo, si se incluyen también las reservas de pescaPilar Marcos afirma que las estadísticas son dispersas porque en muchas ocasiones espacios declarados como AMP no cuentan con vigilancia ni seguimiento: “Son los denominados “parques de papel”; sus límites geográficos de protección están delimitados, pero se puede seguir haciendo cualquier actividad -legal o ilegal- en sus aguas.”

El escaso desarrollo de estas AMP se debe a diversos factores. Ricardo Aguilar recuerda que en definitiva el ser humano es terrestre, de ahí que se dediquen más esfuerzos a estudiar y proteger este medio. Además, explica, el mar ha sido tradicionalmente una zona de pescadores, y recientemente de turistas, y la legislación no tenía previsto su protección.

Jorge Sáez considera que el problema parte de que la legislación ambiental se ha centrado en proteger determinados hábitat y especies terrestres, dejando poco representadas a las áreas marinas. Sobre la entrada en vigor de la Directiva Hábitat, Sáez opina que, si bien han comenzado a protegerse zonas llamadas Lugares de Interés Comunitario (LIC) marinos, la mayor parte de ellos no tiene una correcta regulación pesquera ni una evaluación de su estado. En cualquier caso, añade este experto de Ecologistas en Acción, esta directiva tienen vocación terrestre y solamente hay LIC marinos en la plataforma continental.

La experta de WWF/Adena asegura que el problema radica principalmente en la falta de voluntad de los gobiernos, seguido de un desconocimiento científico claro del medio marino, ya que los trabajos de investigación son muy costosos. Asimismo, destaca, “ha habido mucho miedo históricamente en proteger espacios marinos por las consecuencias para la pesca (la prohibición de ésta)”.

En cuanto a la nueva Ley sobre Patrimonio Natural y Biodiversidad, que reconoce por primera vez la figura de las AMP, la experta de WWF/Adena cree que va a integrar ese amplio abanico de figuras de protección marina (autonómicas, nacionales e internacionales) en nuestras aguas para cumplir los objetivos de 2012.

El especialista de Ecologistas en Acción considera que para hacer efectiva esta ley sería necesaria la creación de una Agencia del Mar para regular y vigilar las AMP, además de acometer cuestiones sobre biodiversidad marina, regulación pesquera, luchar contra la contaminación, evitar problemas competenciales y promover la investigación de los diferentes ecosistemas marinos y sus recursos.

En cualquier caso, subraya Marcos, “las AMP no deben considerarse espacios intocables, sino áreas para la gestión sostenible de nuestros mares”. Por ello, insiste, “protegiendo los ecosistemas más sensibles y sus especies amenazadas se contribuye al aumento de la productividad de los caladeros, a la regulación sostenible de los diferentes usos del mar, y a la creación de nuevas formas de empleo.”

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones