Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Barrios ecológicos

Varios municipios españoles prevén construir barrios con criterios medioambientales, aunque los expertos señalan algunas carencias

Img bicing Imagen: Alex Castella

Diversos municipios españoles han anunciado la próxima construcción de “barrios ecológicos”. En ellos, sus inquilinos disfrutarán de viviendas con energías renovables y que aprovechan mejor el calor, la electricidad y el agua, más zonas verdes o sistemas de recogida automática de residuos. Desde Ecologistas en Acción y WWF España afirman que aplicar criterios medioambientales en la construcción de viviendas y barrios siempre es una buena noticia. Sin embargo, matizan que no todo es tan ecológico como se dice en los proyectos propuestos, mientras señalan ejemplos de auténticos barrios ecológicos, como los de la ciudad alemana de Friburgo.

¿Son realmente ecológicos?

La construcción de viviendas, urbanizaciones o barrios con la incorporación de algún criterio medioambiental siempre es positiva, aunque conviene ser cautos con los proyectos propuestos recientemente en España. Así lo consideran Paco Segura y Evangelina Nucete, expertos de Ecologistas en Acción y WWF España, respectivamente. Para empezar, el elemento publicitario de estas iniciativas podría estar exagerando el resultado final. Así, por ejemplo, varios de esos barrios se presentan como el “primero”, el “más novedoso”, o se comparan con barrios ecológicos ya asentados en otros lugares de Europa.

/imgs/2009/03/placas-solares01.jpgNucete explica que, de forma general, en todos estos proyectos “ecológicos”, los edificios incorporan criterios de arquitectura bioclimática y se tiende a mejorar el aislamiento de los edificios, a instalar paneles solares (térmicos y/o fotovoltaicos) y a incorporar instalaciones energéticas más eficientes (aprovechamiento de biomasa para calefacción, el “district heating” o calefacción de distrito, etc.).

En cualquier caso, tampoco se trata de elementos excesivamente novedosos, ya que muchos de ellos ya se encuentran recogidos en el Código Técnico de la Edificación y se verán reforzados a corto-medio plazo desde las instituciones europeas. Por ejemplo, la experta de WWF subraya que en Bruselas ya se está proponiendo, entre otras cuestiones, que las nuevas viviendas que se construyan a partir de 2015 sean de energía cero.

A pesar de contar con carriles bici, los nuevos barrios “ecológicos” dependen del vehículo privadoEn cuanto a los elementos negativos de estos “barrios ecológicos”, Segura sostiene que “todos ellos adolecen de una carencia muy fuerte: el transporte, hoy por hoy uno de los principales consumidores de energía”. En este sentido, Evangelina Nucete afirma que gran parte de estos nuevos ecobarrios se proponen en las periferias de las ciudades, alejados de los núcleos urbanos, y, a pesar de contar con carriles bici, más zonas peatonales, etc., son áreas que dependen del vehículo privado.

Por otra parte, según el experto de Ecologistas en Acción, si bien se incorporan sistemas de gestión neumática de residuos, “en realidad lo que se consigue es un modo diferente de llevárselos del barrio, pero por ejemplo no se dice nada de una buena gestión de los residuos y recuperación de materia orgánica”.

Otra cuestión que en opinión de estos expertos los hace menos ecológicos es que se trata de construcciones nuevas. La experta de WWF recuerda que el consumo de suelo que generan estos nuevos desarrollos urbanísticos, muchos de ellos con edificaciones de pocas alturas, es “insostenible, ya que no se corresponde con el aumento de la población y cuando en las propias ciudades hay un parque de viviendas vacías importante”. Por ello, Nucete recomienda que en lugar de construir nuevos espacios, los esfuerzos de los gobiernos regionales se dirijan a rehabilitar los barrios y otras áreas más o menos degradados de los centros de las ciudades, bajo criterios de sostenibilidad.

Asimismo, la experta de WWF también se muestra crítica frente a los nuevos ecobarrios españoles que se sitúan sobre enclaves de alto valor ecológico, “como el caso de la llamada Ciudad del Medio Ambiente en Soto del Garray (Soria)”, o que vienen a ocupar suelos productivos, “como el caso de Valdechivillas en Valladolid”.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones