Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Casi la quinta parte de la madera que importa la UE es ilegal, denuncia WWF/Adena

La ONG pide una legislación "fuerte" para impedir la entrada en el mercado comunitario de madera de estas características

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 22 julio de 2008
La organización ecologista WWF/Adena ha denunciado que casi la quinta parte de la madera que la Unión Europea (UE) importó en 2006 "es ilegal". Esta madera, procedente principalmente de países como Rusia, Indonesia y China, "inunda el mercado europeo", ha asegurado la ONG.

La UE importó durante 2006 "entre 26,5 y 31 millones de metros cúbicos de madera y productos relacionados de origen ilegal, una cantidad equivalente a la totalidad cortada en Polonia durante el mismo año", según WWF/Adena, que reclama una legislación europea "fuerte" para impedir la entrada de madera de estas características al mercado comunitario.

La organización ecologista ha detallado que el 23% de esta madera y sus derivados proceden de Europa del Este, el 40% del sudeste asiático, el 30% de América Latina y el 36%-56% de África. "Cabe destacar que los principales importadores fueron Finlandia, Reino Unido, Alemania e Italia", afirma WWF/Adena.

El mayor comercializador es Rusia, con 10,4 millones de metros cúbicos de madera ilegal o sospechosa de serlo, transferidos a la UE en 2006. Casi la mitad de esta madera llega a los mercados europeos a través de Finlandia, donde se transforma en pulpa y papel y se exporta posteriormente a otros países del continente. En segundo lugar, se encuentra Indonesia. Por otra parte, China se ha convertido recientemente en un actor principal, habiendo triplicado sus exportaciones de madera y papel a la UE entre 2003 y 2006. Se sospecha que el 32% de estas exportaciones chinas proceden de fuentes ilegales.

Ley específica

"Las talas ilegales bajan artificialmente los precios de la madera, dando como resultado enormes pérdidas para los países, las industrias y las comunidades locales. De ahí que se precisen medidas drásticas a escala europea para proteger tanto los bosques que aún quedan en el mundo como nuestro propio futuro", comenta el responsable internacional de Política Forestal de WWF/Adena, Anke Schulmeister. Por ello, la ONG pide "con urgencia" la promulgación de una legislación específica de los Veintisiete para garantizar que sólo pueda comercializarse en el mercado europeo madera legal.

"Los comercializadores tendrían que probar el origen y la legalidad de la madera y cualquier violación debería penalizarse. Se espera que la Comisión Europea proponga una legislación sobre este problema en los próximos meses", apuntan los ecologistas.

Si bien la UE adoptó el plan "FLEGT" en 2003 para combatir las talas ilegales y el comercio asociado a ellas negociando directamente con los países de origen de la mercancía, el informe de la organización ecologista denuncia la ineficacia de este reglamento porque "no existe ninguna previsión de negociar acuerdos de esta naturaleza con países como Rusia y China".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones