Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Científicos de EE.UU. advierten de un incremento de los fenómenos atmosféricos adversos por el cambio climático

Prevén la fundición parcial de las placas de hielo de Groenlandia y la Antártida

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 4 diciembre de 2003
El cambio climático y el calentamiento del planeta tendrán efectos cada vez más graves en forma de fenómenos atmosféricos adversos, advierten en las páginas de la revista "Science" dos de los científicos más respetados de EE.UU. "No hay duda de que la composición de la atmósfera está cambiando debido a la actividad humana, y los gases invernadero constituyen hoy la mayor influencia humana en el clima global", aseguran Thomas Karl, del Centro de Datos Climáticos de la Agencia Nacional para la Atmósfera y los Océanos, y Kevin Trenberth, director de la Sección de Análisis Climático del Centro Nacional para Investigación, en Boulder (Colorado).

Estos expertos revisaron con modelos informáticos especiales los datos sobre la evolución climática, para concluir que las emisiones industriales han sido la mayor influencia durante los últimos 50 años, por encima de las fuerzas naturales. "Si las actuales emisiones continúan, el mundo afrontará el índice más rápido de cambio climático en los últimos 10.000 años. Esto puede potencialmente alterar la circulación de las corrientes oceánicas y cambiar radicalmente las pautas climáticas existentes", añaden.

Los investigadores calculan que entre 1990 y 2100 las temperaturas mundiales subirán entre 1,7 y 4,9 grados centígrados. Entre las consecuencias que prevén por este calentamiento figura la fundición parcial de las placas de hielo de Groenlandia y la Antártida, que elevará el nivel de los océanos con la subsiguiente inundación de zonas costeras. "Los resultados probables más frecuentes serán olas de calor, sequías, episodios de precipitaciones extremas y otros acontecimientos relacionados, como incendios forestales, cambios de vegetación y aumento del nivel del mar", señalan Karl y Trenberth.

Por otro lado, el agujero de la capa de ozono mantuvo en septiembre un tamaño récord, según un estudio divulgado ayer. "El agujero se mantuvo a lo largo de todo el mes por encima de los 25 millones de kilómetros cuadrados, alcanzando valores cercanos a los 28 ó 29 millones de kilómetros cuadrados", dijo Pablo Canziani, investigador del Departamento de Metrología de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (Argentina).

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones