Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Científicos estadounidenses y británicos reconstruyen el árbol más antiguo del mundo

Este hallazgo permitirá recrear los bosques primitivos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 19 abril de 2007
En 1870, obreros que hacían voladuras en una cantera para extraer piedra descubrieron tocones fosilizados de Gilboa, cerca de Nueva York. Se trataba de restos del bosque más antiguo de la Tierra que llevaron a los científicos a preguntarse cómo sería el verdadero aspecto de aquellos árboles. Ahora, expertos estadounidenses y británicos han desvelado el misterio.

El bosque de Gilboa surgió en el Devónico, una época en la que "no había animales voladores, ni reptiles ni anfibios", explica Ed Landing, del Museo del Estado de Nueva York y uno de los autores de la investigación. El Devónico se conoce como la "edad de los peces". En esa época las plantas habían conquistado la tierra. Los dinosaurios no aparecerían hasta 155 millones de años después.

El enigma de la apariencia de los árboles de Gilboa empezó a resolverse en junio de 2004 en otra cantera. En esta explotación, paleontólogos del Museo de Nueva York encontraron dos fósiles con los que completar el retrato del árbol más antiguo de la historia. El primer fósil correspondía a la copa de la planta y un tronco de dos metros. El segundo era un gran tronco de más de seis metros de largo que carecía de copa y de parte inferior. Las características del árbol permitieron a Christopher Berry, paleobotánico de la Universidad de Cardiff (Gales), identificarlo como un miembro del género "wattieza", plantas con apariencia de helechos.

Sin hojas

Una vez recuperados los nuevos fósiles, los investigadores comprobaron que encajaban perfectamente con los tocones de Gilboa, una planta de una altura aproximada de ocho metros, sin hojas y que se reproducía por esporas. "La información que hemos obtenido es crucial para entender cómo los bosques dominaron la tierra firme en aquella época y han modelado los ecosistemas terrestres hasta la actualidad", señala William Stein, paleobotánico de la Universidad de Binghamton (EE.UU.) y autor principal del trabajo.

"Es un descubrimiento espectacular, que nos permitirá recrear los bosques primitivos. Las ramas de estos árboles caían al suelo y se descompondrían, proporcionando un nuevo tipo de alimento a los insectos que vivían abajo", apunta Berry.

Los primeros bosques, que se cree que aparecieron entre hace 390 y 350 millones de años, apenas tenían sombra. "Las plantas entonces no eran nada más que palos", dice Stein. "Los bosques absorbieron mucho dióxido de carbono de la atmósfera. Esto provocó un descenso de las temperaturas e hizo del planeta algo muy parecido a lo que es hoy", apunta Berry.

Etiquetas:

antiguo árbol gilboa

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones