Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Ciudades sin coches

Cada vez más ciudades reducen o eliminan el uso de vehículos privados, conscientes de los perjuicios de este sistema de transporte

Ciudades colapsadas por el tráfico, ruido, contaminación, consumo energético… Cada vez más ciudadanos, expertos y responsables institucionales se muestran convencidos de las ventajas de reducir o eliminar el uso del vehículo privado. Muestra de ello son los numerosos colectivos en todo el mundo que defienden la idea de las “ciudades sin coches” y las instituciones locales que crean zonas urbanas “libres de coches”.

Movimientos de "Ciudades sin coches"

La crisis del petróleo de 1973 supuso un acicate para cuestionar el modelo de movilidad urbana basada en el coche privado, y se empezaron a gestar diversos movimientos y organizaciones. En este sentido, se empezó a celebrar el “Día sin coches”, o la prohibición en algunas ciudades del tráfico en domingo, pero la superación de la crisis petrolífera dejó en un segundo plano a este tipo de iniciativas. No obstante, a partir de mediados de los 80, el crecimiento de la conciencia ecológica y en favor de las bicicletas permite que la idea vuelva a cobrar fuerza.

/imgs/2008/06/enbici01.jpgEn este sentido, se pueden encontrar movimientos muy diversos a lo largo de todo el mundo. Por ejemplo, Reino Unido, uno de los países más activos, cuenta con organizaciones como la “Environmental Transport Association” (Asociación para el Transporte Ecológico), la “Campaign for Better Transport” (Campaña para un Mejor Transporte), la “Car Free Walks” (Organización de peatones sin coches), la “Road protests” (La carretera protesta), la “Reclaim the Streets” (Reclamando las calles), etc.

Asimismo, se han creado diversas redes internacionales de colectivos que proponen una nueva movilidad urbana, como el “World Car Free Days Consortium”, que organiza conferencias (Toledo fue en 1994 la sede de una de ellas) y días sin coches; la “World Carfree Network”, que ofrece apoyo a las entidades locales que quieran adherirse al movimiento “Car Free”; o la “New Mobility Agenda” (Agenda de la Nueva Movilidad), una iniciativa creada en 1988 para el desarrollo de ideas y proyectos en el campo del transporte urbano. Incluso hay una revista, “Car busters”, dirigida a las personas que no quieren utilizar el coche privado.

Una ciudad sin coches puede ser entre tres y cinco veces menos costosa que otra basada en el automóvil privadoPor su parte, las instituciones están cada vez más concienciadas de la idea de sustituir el transporte privado por el público o de potenciar el uso de la bicicleta. Por ejemplo, un informe de la Comisión Europea señalaba en 1995 la necesidad de impulsar políticas basadas en este sentido, y proponía a partir del año 2000 “la semana europea de la movilidad”. Por su parte, un informe impulsado por el Comisario Europeo de Medio Ambiente demostraba con datos que una ciudad sin coches puede ser entre tres y cinco veces menos costosa que otra basada en el automóvil privado. En España, el MARM y el IDAE, así como las instituciones locales, coordinan diferentes actividades de movilidad sostenible y días sin coche.

No obstante, a pesar de los avances, los expertos en movilidad urbana recuerdan que todavía queda mucho trabajo por realizar. El coche sigue siendo el rey, y será necesario el esfuerzo conjunto de toda la sociedad para destronarlo más allá de actuaciones en zonas puntuales. Por ejemplo, se critica que muchos de estos movimientos sociales e institucionales no tengan el suficiente apoyo o que no supongan decisiones vinculantes, sino que se trate de iniciativas voluntarias.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones