Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Describen el proceso de formación de las estrellas masivas

Depende de los campos magnéticos interestelares

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 14 junio de 2009
El proceso de formación de las estrellas masivas en las etapas más tempranas está regulado por los campos magnéticos interestelares. Se trata de un procedimiento que se asemeja al de la formación de las estrellas similares al Sol, según el hallazgo de un equipo liderado por el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Josep Miquel Girart.

Los científicos emplearon el radiotelescopio "Submillimeter Array" (SMA), situado a 4.080 metros, cerca de la cima de Mauna Kea, en Hawai, para analizar una nube de gas y polvo muy densa y caliente, que alberga estrellas masivas muy jóvenes. La nube, ubicada en la constelación "Serpiente", está situada a 23.000 años luz de la Tierra.

Las estrellas masivas de más de ocho masas solares representan únicamente el 1% de nuestra galaxia, pero dominan el aspecto y la evolución del medio interestelar. Además, son responsables de la producción de los elementos pesados. Las estrellas se forman en nubes moleculares, pero no se sabía cuál era el papel de los campos magnéticos en el colapso de estas nubes. Hasta ahora la hipótesis era que la turbulencia regula la formación de las estrellas, explicaron los investigadores. El equipo realizó observaciones a longitudes de onda submilimétrica, que permitieron detectar con mucho detalle las propiedades físicas de la nube molecular G31.41+0.31 y, en particular, del campo magnético.

Forma de reloj de arena

"A partir de la emisión polarizada del polvo detectada con SMA, podemos derivar la morfología del campo magnético interestelar que atraviesa la nube. El campo magnético tiene forma de reloj de arena, similar a la que encontramos hace tres años en un embrión estelar. Sin embargo, G31.41+0.31 es 20 veces más grande, 200 veces más masiva y 100.000 veces más brillante", destacó Girart.

"Además, hemos observado que el campo magnético es el agente principal que controla el colapso de la nube. De hecho, encontramos que es más importante que la turbulencia, contrariamente a lo que se creía", explicó otra de las autoras, Maria Teresa Beltrán, del Observatorio de Arcetri, en Italia.

Por su parte, Robert Estalella, de la Universidad de Barcelona, aportó algunos detalles del futuro de la nube. "Todavía quedan muchos interrogantes. Pero creemos que es muy probable que de esa nube se formen centenares de estrellas, la mayoría con características similares al Sol, pero algunas de ellas serán muy masivas. Lo que no tenemos del todo claro es cómo sucederá eso", expuso.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones