Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Descubren que en los sistemas inmunitarios de animales y plantas hay puntos en común

«Gracias a este estudio podrían desarrollarse plantas de interés agronómico resistentes a las bacterias y hongos patógenos en general»

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 10 marzo de 2002
Un proyecto de investigación dirigido por el Departamento de Genética de la Escuela Médica de Harvard (Estados Unidos) en el que participa la profesora española Lourdes Gómez Gómez ha descubierto que entre el sistema inmunitario innato de los animales y el de las plantas existen muchos puntos en común. Esto lleva a pensar a estos científicos que «este sistema es muy antiguo e incluso pudiera haber surgido antes de la separación de animales y plantas», según Lourdes Gómez, investigadora de la Sección de Biotecnología del Instituto de Desarrollo Regional de Albacete de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Lourdes Gómez es la única investigadora española que trabaja en este proyecto cuyo objetivo final es analizar los mecanismos utilizados por las plantas para reconocer los microorganismos patógenos y así activar sus propias defensas para combatirlos, un estudio que podría permitir el desarrollo de plantas resistentes a las bacterias y que podría acabar con los desastres agrícolas que sufren muchos países del tercer mundo cuando se pierden las cosechas por este motivo.

Esta investigación tuvo su origen en un proyecto desarrollado en 1.997 en el Friedrich Miescher Institut de Basilea (Suiza) donde Lourdes Gómez se incorporó con una beca de formación de doctores del Ministerio de Educación. Este trabajo, que fue publicado en la revista 'Molecular Cell', les llevó a identificar y caracterizar el receptor de plantas que es responsable del reconocimiento de bacterias patógenas que infectan a la planta en su medio natural. Cinco años más tarde se ha descubierto que existe un gran paralelismo entre los sistemas inmunitarios de los animales y las plantas. En cuanto a las aplicaciones reales de las investigaciones realizadas, la profesora Lourdes Gómez cree que «gracias a este estudio podrían desarrollarse plantas de interés agronómico resistentes a las bacterias y hongos patógenos en general», hecho de gran trascendencia si se tiene en cuenta que dichas bacterias son las responsables de las pérdidas que se producen cada año en la producción agrícola mundial y que son especialmente dramáticas en los países del tercer mundo.

Estas nuevas aportaciones científicas abren un campo de experimentación ya que determinadas actuaciones que plantean dificultades para ser llevadas a cabo en animales por razones éticas sí podrían realizarse con plantas. Además, el diseño de plantas resistentes a patógenos haría innecesaria la utilización de productos químicos para tratar enfermedades propias de estos seres. Para ello, resulta fundamental analizar los genes de resistencia de estas plantas y utilizarlos para prevenir enfermedades. En este sentido, los científicos siempre han destacado que el abuso de pesticidas y fertilizantes ha conllevado grandes problemas ambientales y de salud.

Pero la creación de plantas resistentes a las bacterias plantea otro problema: las plantas ponen en marcha un mecanismo de defensa ante la presencia de un patógeno que no sólo responde a este patógeno sino a otros organismos infecciosos. Como las plantas también necesitan determinados microorganismos beneficiosos -sobre todo en las raíces- para obtener nutrientes, las nuevas plantas resistentes podrían afectarlos. De ahí que el principal reto de los investigadores sea conseguir plantas que sean resistentes selectivamente a determinados agentes patógenos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones