Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Ecologistas se manifiestan en Londres contra la decisión de Islandia de reanudar la caza de ballenas

El Gobierno islandés anunció la pasada semana que volvería a permitir la captura de estos mamíferos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 16 agosto de 2003
Representantes de grupos ecologistas, defensores de los animales y un grupo de diputados laboristas se manifestaron ayer en la plaza londinense de Trafalgar en protesta por la decisión de Islandia de reanudar la caza de ballenas.

El Gobierno islandés anunció la pasada semana que volvería a permitir la caza de ballenas, suspendida en 1989, como parte de un programa científico. De esta forma, elude las obligaciones derivadas de los tratados internacionales que prohíben la captura de estos enormes mamíferos con fines comerciales.

Como primera fase del supuesto proyecto científico, Islandia cazará 38 ballenas para comprobar si estos animales son los responsables de un descenso en la cantidad de peces que conviven en sus aguas.

Entre tanto, militantes de Greenpeace dirigen su buque insignia, el "Rainbow Warrior", rumbo a este país en señal de protesta y está prevista su llegada para dentro de dos semanas.

El diputado laborista británico Tony Banks calificó de "ridículas" las razones alegadas por Islandia. "Esta es una pesca comercial de ballenas, están manipulando el nombre de la ciencia para masacrar animales. Los barcos (balleneros) ya están abandonando los puertos mientras hablamos, pero hemos de protestar", comentó.

La organización defensora de los animales RSPCA instó a los comerciantes británicos a boicotear el pescado islandés y advirtió de que esta pesca afectará a las aguas del norte de Escocia. Además, se mostró de acuerdo con el Fondo Internacional para el Bienestar de los Animales (Ifaw), que afirma que cerca de 500 ballenas morirán a consecuencia del citado estudio en los próximos dos años.

Greenpeace, por su parte, dijo que no hay ciencia que justifique la caza de ballenas. Por ello, consideró que el presunto programa científico no es más que una tapadera para reanudar la pesca comercial de estos mamíferos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones