Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

EE.UU. se compromete a pagar gran parte de los gastos de la descontaminación de Palomares

Ya han pasado 40 años desde que un bombardero estadounidense dejara caer por accidente dos bombas atómicas en la localidad almeriense

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 9 octubre de 2006
EE.UU. se ha comprometido a pagar gran parte de los gastos de la descontaminación de la zona de Palomares (Almería), donde hace 40 años y nueve meses cayeron dos bombas atómicas norteamericanas. Representantes del Departamento de Energía del Gobierno estadounidense y el español han firmado un acuerdo que "no estipula las cantidades, puesto que no se sabe lo que costará limpiar la zona, pero que supone un paso importante porque el acuerdo vigente, renovado en 1997, le obliga a pagar (a EE.UU.) hasta 300.000 dólares al año para hacer análisis a la población de la zona, pero sólo paga 100.000", informaron fuentes gubernamentales.

El accidente se produjo el 17 de enero de 1966, cuando uno de los dos bombarderos estadounidenses, ambos modelo B-52, que sobrevolaban la Península, se adelantó unos diez minutos a la hora prevista para su repostaje y chocó con su nodriza, lo que provocó que el avión ardiera y dejara caer cuatro bombas. A dos de ellas les fallaron los paracaídas y cayeron en Palomares, liberando tres kilos de plutonio radiactivo. La tercera fue recuperada intacta y la cuarta se localizó meses después en el mar.

El caso resurgió en 2001, cuando el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat) detectó más plutonio, americio y uranio de lo esperado en las diez hectáreas afectadas. Ante este hecho, el Gobierno central decidió expropiar los terrenos y contactar con EE.UU. para que participase en las tareas de descontaminación.

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, calificó ayer de "muy buena noticia" este anuncio. Chaves reiteró que "es más que bueno" que, después de estos 40 años, se haya podido llegar a un acuerdo y que el Gobierno estadounidense se haya hecho responsable, en parte, de los efectos contaminantes provocados por los "cerca de tres kilos de plutonio" que cayeron en Palomares.

Encubrir el problema

Para la organización ecologista Salvemos Mojácar este anuncio "es una farsa" que pretende encubrir nuevamente la gravedad del problema, que se extiende sobre unos terrenos "30 veces más extensos" que los que contempla el actual plan de descontaminación.

Según los ecologistas, el informe de 2003 del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) define una extensión superior a 260 hectáreas, siendo imposible su determinación tras 40 años de movimientos de tierras en la zona. "Parece que el Gobierno sólo está dando nuevos pasos para ocultar la dimensión real de un problema que, por lo demás, las asociaciones del Levante almeriense venimos denunciando desde hace más de un año", señala la organización.

Salvemos Mojácar denuncia además que se van a construir casas en las hectáreas contaminadas. "Nos preguntamos de quién son esos terrenos que tanto interés hay en urbanizar". "De nuevo -añade- se evidencia que la prioridad del Gobierno está en alentar la construcción desaforada y el beneficio de los promotores y sus aliados (políticos), y nunca en defender los más elementales derechos de los ciudadanos".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones