Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El antiguo reino del “Millón de Elefantes”, a punto de desaparecer

Los ecologistas alertan de la destrucción ecológica que amenaza a Laos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 2 agosto de 2005
Hace un tiempo, Laos era conocido como el reino del "Millón de Elefantes". Pero la mayoría de los animales y árboles que hicieron de este país el santuario forestal de Indochina han desaparecido durante los últimos 50 años. Los ecologistas creen que la destrucción ecológica es inevitable a menos que haya un cambio de actitud en el Gobierno comunista.

El Ejecutivo de Laos, uno de los países asiáticos con mayores recursos acuíferos, desarrolla gracias a la ayuda financiera internacional y al interesado sostén de compañías extranjeras un ambicioso proyecto de construcción de embalses, al tiempo que vende sus bosques, de forma legal o ilícita.

"Si Laos pierde sus bosques, lo habrá perdido todo, porque económicamente lo único que está en condiciones de ofrecer son sus recursos naturales y la biodiversidad", señala Latasay Silavoung, delegado de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN, sus siglas en inglés).

A lo largo de la estrecha carretera que conecta Vientiane, la capital, con la ciudad de Luang Prabang (norte) se aprecia como los únicos bosques que sobreviven son aquellos con excesiva espesura para adentrarse o los situados en laderas de pronunciada inclinación.

"Cuando termine la estación de lluvias, volverán a brotar de las montañas las columnas de humo de los fuegos que encienden los campesinos con el fin de ampliar la superficie cultivable", indica Suphanvane, funcionario del Ministerio de Sanidad.

Hace cinco décadas, cerca del 70% de la superficie del país estaba tapizada por bosques y junglas, mientras que en la actualidad no llega al 40%, según un estudio realizado por el Fondo Mundial para la Flora y Fauna Silvestre.

En 1993, el Gobierno declaró 20 áreas protegidas, que en conjunto cubrían el 14% de la superficie de Laos, y destinó 500 dólares de presupuesto a cada uno de los parques nacionales, y, desde entonces, sigue siendo el mismo. "Este presupuesto es insuficiente para evitar que los parques continúen siendo destruidos por los campesinos y diezmados de animales por los cazadores furtivos", denuncia Silavoung.

Como sucede en otras sociedades de las naciones de Indochina, en la laosiana las plantas no venenosas y casi todos los animales se consideran "comida" y, por tanto, aunque estén en peligro de extinción, son comercializados en los mercados de los pueblos o exportados de contrabando a los países vecinos para su consumo.

Los animales y plantas son además el principal condimento de los elixires, brebajes y medicamentos tradicionales que, frente a las medicinas a base de productos químicos, prefieren emplear los laosianos de las áreas rurales cuando están aquejados por alguna dolencia.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones