Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El aumento de la temperatura global provocará más incendios, deforestación e inundaciones, según científicos británicos

Advierten de que la situación será crítica si el incremento supera los tres grados

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 16 agosto de 2006
Una subida de la temperatura del planeta superior a dos grados será suficiente para que las consecuencias en el medio ambiente empiecen a notarse. Ello provocará más fuegos, más deforestación y más inundaciones, indica un estudio de científicos de la Universidad de Bristol (Reino Unido). Y la situación será crítica si el incremento supera los tres grados, según el cálculo realizado a partir de varios modelos de cambio climático para los próximos 200 años.

Los científicos predicen que la temperatura global del planeta experimentará subidas «menores de dos grados» aunque se detenga la emisión de más gases de efecto invernadero a la atmósfera. Las zonas más sensibles a la subida de los termómetros serán la Amazonia y las regiones árticas. La primera estará bajo la amenaza de la sequía, de los cambios en el clima por la pérdida de masa forestal y de los incendios. Se perderán bosques boreales y la tundra del Ártico estará en peligro.

El mayor riesgo de pérdida forestal se prevé en la zona más asiática del continente europeo, el este de China, Canadá, América central, además de en la Amazonia. En estas zonas un incremento de la temperatura de 2-3 grados ocasionará la pérdida del 30% de sus bosques y del 60% si el ascenso supera los tres grados. El norte de Canadá y Siberia serán más susceptibles de sufrir incendios. En otras regiones será la sequía y la falta de agua dulce, los efectos más notables. La zona oeste del continente africano, el este de EE.UU., América central y países del sur de Europa como España deberán enfrentarse a periodos de sequía cada vez más intensos. En África tropical y el noroeste de Sudamérica, aumentará significativamente el riesgo de inundaciones porque la escasez de árboles facilitará que el caudal de los ríos se desborde.

A los investigadores de la Universidad de Bristol les preocupa también que el ascenso de más de tres grados provoque otras peligrosas reacciones. Una posibilidad es que los bosques liberen a la atmósfera el carbono que mantienen almacenado. Si se produce esta situación, se pondría en marcha un ciclo de retroalimentación positivo que aumentaría los niveles de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera, favoreciendo el «efecto invernadero».

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones