Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El calentamiento global provoca la enfermedad que afecta a los corales australianos, según un estudio

La especie también se ve amenazada por la actividad pesquera y el vertido de contaminantes terrestres

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 8 mayo de 2007
Un estudio publicado en la revista "PLoS Biology" mantiene que el calentamiento global es el responsable del aumento de las temperaturas marinas que provoca la enfermedad que afecta a los arrecifes coralinos de Australia. La muerte de los corales se ha incrementado en los últimos años debido a diversas causas, entre ellas la actividad pesquera y el vertido de contaminantes terrestres, según señaló este grupo internacional de científicos encabezado por oceanógrafos de la Universidad de Carolina del Norte. Sin embargo, la mayor amenaza está representada por "el síndrome blanco", una enfermedad que se ha extendido como resultado del calentamiento global, apuntaron los expertos.

Este trabajo, realizado durante seis años a lo largo de 1.500 kilómetros de la Gran Barrera de Arrecifes en las costas occidentales de Australia, pone fin a la discusión "acerca del impacto del calentamiento global en la propagación de enfermedades infecciosas entre especies marinas", señaló el director del Programa de Oceanografía Química de la Fundación Nacional de las Ciencias, Don Rice. La posibilidad de que el calentamiento global fuera el culpable se planteó en los últimos años empujada por el hecho de que otros estudios epidemiológicos habían confirmado que el ascenso de la temperatura promueve la multiplicación de organismos patógenos.

El autor principal del estudio, John Bruno, indicó que "cada vez es mayor el número de enfermedades que afecta a los corales cada año". Ello supone además una pérdida de arrecifes y de otras especies que dependen de los mismos, explicó el especialista. "Desde hace mucho tiempo sospechábamos que el cambio climático provocaba los brotes de esta enfermedad. Nuestros resultados sugieren que las temperaturas más altas aumentan la gravedad de esta enfermedad oceánica", detalló Bruno.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones