Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El cambio climático amenaza con alterar la geografía californiana

La zona más adecuada para la elaboración de vinos de calidad en California puede quedar reducida a una estrecha franja costera

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 8 febrero de 2007
Gregory Jones, experto climatólogo de la Universidad del Sur de Oregón (EE.UU.), afirma que "con el vino podemos paladear el cambio climático". Y advierte: "este fenómeno modificará en los próximos 50 años el gusto de los vinos".

Jones no hace más que dar la razón a una serie de estudios científicos que no dudan en utilizar el vino como primera alerta sobre las amenazas del calentamiento global. Ciertas regiones del norte de Europa, que durante siglos han tenido enormes problemas para madurar sus uvas, llevan una década realizando consecutivas cosechas "del año", con apreciados altos niveles de azúcares y alcohol. Mientras que zonas más calientes se estarían empezando a resentir negativamente del aumento de temperaturas. Tendencia que en el caso español se estaría traduciendo, por ejemplo, en un creciente interés por plantar viñedos cerca de los Pirineos.

A juicio de Jones, estos cambios ya están beneficiando de manera consistente a la producción de Burdeos. Y a tenor de sus proyecciones para el año 2049, la zona más adecuada para el cultivo de vinos de calidad en California puede quedar reducida a una estrecha franja costera.

En Francia, si se mantienen las predicciones actuales, la costa norte puede llegar a experimentar un clima que ahora es típico del sur del país. Haciendo que los vinos de Borgoña se confundan con los de Côtes du Rhône, y permitiendo a Burdeos producir caldos parecidos a los que hoy solamente se consiguen en Languedoc. Estas alteraciones pueden llegar a cuestionar todo el actual sistema europeo de las denominaciones de origen.

Las altas temperaturas sufridas en Europa en 2003 dispararon las alarmas. Ese año se produjo una sustancial merma en las cosechas en países como España, y se elaboraron vinos bastante diferentes a los habituales.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones