Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El cambio climático aumentará en un máximo de seis grados las temperaturas de la Península Ibérica hacia finales de siglo

El calentamiento global implica además un escenario en el que se tiende a la reducción de precipitaciones

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 28 julio de 2010
Las nuevas proyecciones regionalizadas del calentamiento global elaboradas por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) reflejan que el cambio climático provocará un aumento de hasta seis grados en las temperaturas máximas de la Península Ibérica para finales de este siglo y se tenderá hacia una reducción de las precipitaciones.

Es la segunda fase de actualización de escenarios regionalizados mediante la utilización de nuevos datos procedentes de los modelos globales, que constituyen la base del IV Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre cambio climático (IPCC, por sus siglas en inglés), aprobado en Valencia en 2007.

Las proyecciones de temperatura muestran un aumento, que será más acusado en las máximas. Para la zona de España peninsular, el 90% de las proyecciones obtenidas muestran un incremento de la temperatura máxima para el período 2071-2100 entre tres y seis grados centígrados, respecto a los valores de referencia (1961-1990). Mientras, para la temperatura mínima este incremento está comprendido entre los dos y los cinco grados centígrados, un aumento que será ligeramente inferior en Baleares, especialmente en los valores máximos, como consecuencia del efecto amortiguador de los océanos, según apunta la AEMET.

En cuanto a previsiones de precipitaciones, se muestra una mayor dispersión de resultados, según indica el informe de AEMET. Aunque durante la primera mitad de siglo no existe una tendencia significativa en la precipitación de la España Peninsular, sí existe una reducción de la misma en la segunda mitad del siglo XXI. Para el último decenio de este siglo, las precipitaciones medias de la España Peninsular podrían situarse probablemente en una horquilla entre el 15% y el 30% respecto a la precipitación del periodo 1961-1990.

"Si las temperaturas crecen hasta en seis grados, nuestros nietos vivirán que el clima de Sevilla será similar al desértico de Tucson (Arizona, Estados Unidos), Madrid podría convertirse en Sevilla y el clima de Pamplona en el madrileño", detalló el presidente de AEMET, Ricardo García, en la presentación del informe.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones