Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El canto de las aves puede ser un indicador de su vulnerabilidad

Los machos de poblaciones amenazadas por la extinción tienen un trinar más pobre

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 24 marzo de 2008
El canto de las aves puede ser un indicador de la viabilidad de las poblaciones de estos animales y podría constituir una señal precoz de su vulnerabilidad. Lo dice un estudio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) centrado en la alondra de Dupont o alondra ricotí, elegida Ave del Año 2006 por la Sociedad Española de Ornitología (SEO/Birdlife).

Investigadores de la Estación Biológica de Doñana, perteneciente al CSIC, analizaron durante cuatro años la complejidad del canto de los individuos de esta especie de alondra en las estepas del Valle del Ebro. Estos expertos hallaron una asociación entre la diversidad del trino de los machos, entendida como número de frases distintas, y la viabilidad de las poblaciones (calculada con índices como la tasa de crecimiento anual, su persistencia en el tiempo, etc.).

Los machos de esta amenazada ave presentaban un canto más sencillo, caracterizado por un repertorio más pobre. "La diversidad del canto se correlaciona con dos parámetros claves en la viabilidad de las poblaciones: el tamaño poblacional y la productividad o proporción de juveniles por año", explica Paola Laiolo, coordinadora de la investigación.

La unidad de canto de la alondra ricotí se compone de hasta 12 secuencias diferenciadas o frases, cada una formada por un máximo de 13 notas. En las poblaciones más amenazadas conformadas por núcleos pequeños de individuos, los machos cantan un máximo de tres o cuatro frases, al no tener las crías un número suficiente de machos adultos a los que imitar.

Hasta la fecha se había demostrado la relación entre el canto y la calidad del individuo, en un contexto de selección sexual en el que los machos mostraban a las hembras y a los otros machos su aptitud individual. Ahora se pone de manifiesto que el canto puede constituir también un bioindicador de la calidad de las poblaciones.

"La grabación del sonido en la temporada de cría de las aves y el análisis de la diversidad del canto pueden servir para el estudio y la conservación de especies amenazadas", dice la investigadora.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones