Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El consumo de agua crece un 2,4% en España y se sitúa ya en 171 litros por persona y día

En 2004 se dispuso de 4.923 hectómetros cúbicos para el abastecimiento público urbano

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 18 agosto de 2006
El consumo medio de agua en España creció un 2,4% a lo largo de 2004 (últimos datos oficiales disponibles) y se situó en 171 litros por persona y día, frente a los 167 litros del año anterior. Andalucía fue la comunidad autónoma con el consumo de agua más elevado (189 litros) y La Rioja, la que registró menos gasto (141 litros).

La encuesta sobre el suministro y el tratamiento del agua en 2004, hecha pública ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), revela que en España se dispuso de 4.923 hectómetros cúbicos (Hm3) para el abastecimiento público urbano. De esta cantidad, un 82,1% (4.042 Hm3) se distribuyó para el consumo de familias, empresas e instituciones y para consumos municipales. En las redes públicas de distribución se perdió el 17,9% del agua disponible en fugas, roturas y otras incidencias.

El gasto medio urbano aumentó un 2,4% y el agrícola un 1,4%

Por comunidades, los mayores descensos en el consumo se produjeron en Navarra, con un 5,3% menos (144 litros), seguida de Cataluña, con un 4,9% menos (174 litros); Aragón, 4,1% menos (162 litros), y Castila-La Mancha, 2,7% menos (179 litros).

En cambio, el consumo del preciado líquido creció un 9,2% en Baleares (142 litros), Comunidad Valencia (189 litros) y Extremadura (178 litros), seguidas de Canarias, 8,9% (147 litros); Galicia, 8,4% (155 litros); Murcia, 8,1% (161 litros); Asturias, 6,8% (172 litros); La Rioja, 3,7% ( 141 litros); Madrid, 3% (171 litros); Castilla y León, 2,4% (172 litros); Ceuta y Melilla, 2,2% (141 litros); Cantabria, 1,1% (187 litros), y País Vasco, 0,7% (150 litros).

Respecto al uso de los recursos hídricos en el sector agrario, el consumo de las explotaciones ascendió a 17.808 Hm3 en 2004, un 1,4% más respecto a 2003.

Sequía

La sequía y las políticas de ahorro de agua no parecen frenar el consumo del líquido elemento entre los españoles. Cada habitante de nuestro país consumió en el año 2004 el doble que lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud y siete veces más que cualquier país subdesarrollado.

El consumo urbano y agrícola aumentó un 2,4% y un 1,4%, respectivamente, aunque fue el campo español el que más agua utilizó: un 78,3% de los 22.731 Hm3 que se utilizaron en España fueron para consumo agrícola, en su mayoría destinados al riego por inundación.

Aunque cada dos minutos muere un ser humano por falta de agua potable, en España parece que el líquido elemento no es tan preciado como en otras partes del globo terráqueo. En un país con 1.200 embalses, una cifra que deja una media de 1 embalse por cada 33.000 habitantes, es cada vez más difícil concienciar a la población de lo limitado de los recursos nacionales y de los peligros de su despilfarro. La organización ecologista WWF/Adena ya ha advertido que el problema no es la sequía, ni la falta de desaladoras, sino que está en la racionalización de la demanda.

Gasto agrícola

Donde los ecologistas ponen el acento es en el gasto del sector agrícola de España. El 78,3% del agua de nuestro país va destinada al campo, un porcentaje superior a la media mundial dirigida a este fin (75%), de tal forma que en 2004 el consumo agrícola de agua aumentó un 1,4% respecto al año 2003. De esos 17.808 Hm3 de líquido elemento dedicados a nuestros cultivos, el 51,2% se utilizó en riego por inundación o gravedad, una de las técnicas menos efectivas y que más agua derrochan.

Por contra, el riego por goteo o el riego por aspersión, que dirigen el agua de modo más eficiente y no sufren índices de evaporación tan altos, siguen teniendo poco tirón en España, pues tan sólo el 21,4% y el 27,1% del agua fue destinada a este tipo de técnicas, respectivamente. En este sentido, Andalucía fue la que más agua destinó a consumo agrícola (25,1% del total) seguida por las comunidades de Aragón y Castilla y León (14%) y Castilla-La Mancha (11%). Por tipo de cultivo, los herbáceos acapararon el 45,1% del consumo total.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones