Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente > Energía y ciencia

El control medioambiental de la industria química: proyecto REACH

Una propuesta a debate en el Consejo y en el Parlamento Europeo

El proyecto REACH

Para tal efecto, se presentaba en octubre de 2003 el proyecto REACH, que corresponde a las siglas en inglés de Registro, Evaluación y Autorización de Productos Químicos. La propuesta se encuentra en estos momentos a debate en el Consejo y en el Parlamento Europeo, donde se espera que el proceso legislativo dure dos años. Dicho proyecto, que sustituirá a más de 40 directivas y reglamentos actuales, aplicará las propuestas que figuran en el Libro Blanco de la Comisión, de febrero de 2002, titulado “Estrategia para la futura política en materia de sustancias y preparados químicos”.

El sistema REACH, como se concibe en la actualidad, establece la obligación de que las empresas que produzcan, importen o utilicen sustancias y preparados químicos, evalúen los riesgos derivados de su utilización, exigiendo que proporcionen nuevos datos de ensayo en los casos en que esté justificado, y tomen las medidas necesarias para afrontar los riesgos que se detecten. De este modo, la carga de la prueba para la comercialización de sustancias y preparados químicos seguros pasará de las autoridades públicas a la industria.

Los resultados de los ensayos deberán hacerse públicos con el fin de reducir toda posibilidad de que se realicen ensayos con animales. El registro de la información relativa a las propiedades, usos y utilización segura de sustancias químicas formará parte del nuevo sistema. Los representantes europeos prevén que alrededor de un 80% del total de sustancias deberán ser objeto de registro, mientras que el resto deberán someterse a evaluaciones de seguridad a la posterior autorización.

Los plazos más cortos para el registro se aplicarán a volúmenes muy altos de sustancias (por encima de las 1.000 toneladas), y a agentes cancerígenos, mutágenos o tóxicos para el sistema reproductor, las sustancias muy persistentes y muy bioacumulables (VPVB), (por encima de la tonelada). Estos preparados deberán registrarse en los tres años siguientes a la aprobación de REACH como ley.

En determinados casos, otras sustancias, como las que puedan producir alteraciones endocrinas, también podrán incluirse, considerando individualmente cada caso en el sistema de autorización, en caso de que se demuestre que suscitan el mismo grado de preocupación. Las sustancias con volúmenes de producción entre las 100 y las 1.000 toneladas se registrarán antes de seis años; y las sustancias con volumen de producción bajo (1 – 100 toneladas) gozarán de un plazo de 11 años para su registro.

Otras sustancias y preparados, como los polímeros (sustancias y preparados utilizados como materia prima para la fabricación de plásticos y detergentes, así como una amplia gama de otros productos) y las empleadas como sustancias intermedias para la obtención de otras sustancias químicas o productos estarán sujetas a requisitos de registro más sencillos. En los casos en que exista escaso riesgo de exposición, los polímeros y sustancias intermedias estarán exentos de registro.

Para la administración del sistema se propone la creación de una Oficina de sustancias químicas, cuyo cometido sería el asesoramiento a la Comisión y la orientación los Estados miembros y las empresas, entre ellas las PYME, y se pondrán a disposición pública todos los datos no confidenciales obtenidos a través de REACH. La Comisión concedería las autorizaciones teniendo en cuenta las opiniones de la Oficina respecto al riesgo y los aspectos socioeconómicos. Por otra parte, la instauración de una Agencia Europea de Productos Químicos y los procedimientos de autorización o de restricción favorecería la recuperación de la iniciativa por parte de las autoridades públicas.

Asimismo, con el fin de mantener unos costes reducidos y reducir al máximo la necesidad de realizar ensayos con animales se propone un sistema para que las empresas compartan datos, y se permitirá la realización de proyectos de I+D sin registro durante 5 años, plazo que podrá extenderse a 10 años.

El texto de las propuestas, que contiene unas 1.200 páginas de textos legislativos, puede consultarse en Internet (http://europa.eu.int/comm/enterprise/chemicals/index.htm), y cualquiera que lo desee puede enviar su opinión al respecto.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones