Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El CSIC detecta un compuesto contaminante en las truchas del lago Redon, en el valle de Arán, y en otros diez lagos europeos de alta montaña

Los niveles de polibromodifenil éter encontrados no son peligrosos para la salud, según los científicos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 16 abril de 2004
El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descubierto un contaminante, el polibromodifenil éter (PBDE), en las truchas de once lagos de alta montaña europeos.

La investigación, que se ha realizado en colaboración con el Norwegian Institut for Water Research, llegó a esta conclusión tras analizar muestras de músculo, hígado y grasa de ambos tejidos. En ellas encontraron concentraciones medias de 0,1 a 1,3 nanogramos por gramo en hígado, y de 0,06 a 0,7 nanogramos por gramo en músculo.

Este compuesto contaminante, el polibromodifenil éter (PBDE) se empezó a utilizar hace unos años como sustituto de otro más tóxico, el PCB. Habitualmente se usa en la industria y en numerosos componentes para prevenir incendios y también se puede encontrar en gran variedad de aplicaciones sobre plásticos, textiles, circuitos electrónicos y otros materiales.

A pesar de los datos, los especialistas consideran que no son niveles peligrosos para la salud. El director de la investigación, Joan Grimalt, considera que lo relevante de este hallazgo es el hecho de que en pocos años los PBDE se han distribuido a zonas tan remotas como los lagos de alta montaña.

Entre los lagos en los que se han encontrado estos componentes se encuentra el Redon, en el Valle de Arán, donde se han encontrado niveles muy bajos, 0,4 nanogramos en hígado y 0,6 nanogramos en músculo. Por otro lado, el lago en el que se han encontrado las concentraciones más altas es el Lochnagar, en Balmoral (Escocia), situado en tierras propiedad de la familia real británica.

Este componente ha sido introducido en la lista de sustancias peligrosas y de control obligatorio dentro de la nueva Directiva Marco de aguas de la Unión Europea, aunque hasta el momento hay poca información disponible sobre la distribución de los PBDE, así como sobre su degradación y los efectos sobre la salud.

Otro hallazgo

El Instituto de Investigaciones Químicas y Ambientales de Barcelona (CSIC) y de la Confederación Hidrográfica del Ebro también han realizado un estudio en el río Cinca para estudiar si existen restos de PBDE y hexabromociclododecano, compuestos contaminantes.

El estudio se ha llevado a cabo en una zona del río muy industrializada, a su paso por Monzón, donde se han encontrado concentraciones de PBDE que van desde dos hasta 42 nanogramos por gramo en seco y, en el caso del HBCD, desde niveles no detectables hasta 514 nanogramos por gramo en los sedimentos de las rocas.

Asimismo también han hallado estos compuestos en los peces, en los que han descubierto desde niveles no detectables hasta 446 nanogramos por gramo de PBDE. Y desde niveles no detectables hasta 1.172 nanogramos de HBCD. También se han encontrado otros compuestos bromados de la misma familia, en sedimentos y en peces.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones