Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El depósito de neumáticos en vertederos quedará prohibido a partir de julio

En octubre se pondrá en marcha el sistema de gestión integrado de este residuo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 21 junio de 2006
A partir del próximo mes de julio estará prohibido depositar neumáticos usados en los vertederos, una práctica que provoca un enorme daño medioambiental. Y en octubre entrará en funcionamiento el sistema de gestión integrado de este residuo, que atribuye a los fabricantes e importadores la responsabilidad de recogerlo y reciclarlo para nuevos usos.

SIGNUS es la entidad gestora sin ánimo de lucro encargada de dar cumplimiento a las nuevas normas. A partir de octubre su misión será recuperar las llantas de goma residuales de los puntos de generación -talleres mecánicos, sobre todo-, para clasificarlas, almacenarlas y transportarlas luego hasta las plantas de reciclado y valorización.

En todo el país, 25 empresas se harán cargo de la recogida y clasificación de los neumáticos fuera de uso, y otras 13 se ocuparán del almacenaje y traslado a las plantas transformadoras. Hasta el momento, SIGNUS ha firmado acuerdos con nueve empresas procesadoras, capaces de reciclar en el año 2007 un total de 150.000 toneladas de neumáticos usados en 10 instalaciones repartidas por la geografía española. La cifra podrá incrementarse año a año hasta cubrir el total de la producción e importación de neumáticos.

Para integrarse en el sistema de gestión y poder solicitar -a partir del 2 de octubre- la recogida "in situ" de las gomas usadas, los talleres y servicios de recambios deberán acreditarse en el sistema SIGNUS. Podrán pedir el servicio de retirada a través de la web www.signus.es o por fax. Desde octubre, en toda la cadena de producción y comercialización de los neumáticos, desde el fabricante al consumidor, las facturas desglosarán la parte correspondiente al coste de gestión y reciclado del residuo. Una parte de ese coste repercutirá en el precio que pague el usuario por la compra de sus neumáticos, aunque está por determinar la cuantía, según el tipo de goma y sus peculiaridades a la hora del reciclado.

Los neumáticos se reciclan por medio de trituraciones sucesivas que permiten separar y desmenuzar sus distintos componentes. Durante el proceso se aísla gran parte del alambre de acero que contienen por medio de potentes electroimanes, y la fibra textil se retira por aspiración. En función del tipo de goma, se obtiene entre un 15% y un 30% de caucho, un 5% de fibra textil y entre un 65% y un 80% de polvo de caucho, que puede usarse solo o mezclado con otros materiales. Entre sus aplicaciones destaca la creación de betunes y asfaltos para carreteras. También puede emplearse en campos de fútbol de hierba artificial, pistas deportivas o parques infantiles.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones