Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El estudio del suelo amazónico brinda soluciones para la restauración de tierras degradadas y la lucha contra el cambio climático

Por su alto contenido en carbón vegetal, estos suelos ayudan a extraer grandes cantidades de dióxido de carbono de la atmósfera terrestre

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 20 febrero de 2006
Uno de los asuntos tratados en la asamblea anual de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia es el del papel de las junglas de la Amazonia, que contienen algunos de los suelos más ricos del planeta y que podrían ayudar a transformar áreas áridas en tierras fértiles.

Según Johannes Lehmann, del Departamento de Ciencias de Cultivos y Suelos en la Universidad de Cornell (Nueva York), el estudio de las conocidas como "terras pretas" (tierras negras) de la Amazonia enseña cómo restaurar suelos degradados, cómo triplicar los rendimientos de las cosechas y, además, cómo desarrollar tecnologías que prevengan cambios críticos en el clima mundial".

Los científicos tienen un método para reproducir este suelo, que con su alto contenido de carbón vegetal, ayuda a extraer enormes cantidades de dióxido de carbono de la atmósfera terrestre, explicó Lehmann. Ese suelo es resultado de la labor hace miles de años de poblaciones indígenas que usaban el método de tala y carboneras, en lugar de tala y quema, añadió.

Mientras que las talas y carboneras capturan enormes cantidades de carbono durante miles de años y reducen las emisiones de metano y óxido nitroso de los suelos, las talas y quemas, que se usan comúnmente en muchas partes del mundo para el desbrozado y preparación de tierras para el cultivo, liberan en la atmósfera grandes cantidades de humo y gases que contribuyen al efecto invernadero y resultan en un calentamiento global, según destalló el científico.

Además, esta aplicación también podría reducir la contaminación ambiental porque disminuye las cantidades de fertilizantes, ya que el carbón vegetal ayuda a retener el nitrógeno en el suelo, al igual que altos niveles de fósforo, azufre y materia orgánica.

Lehmann aseguró que este método permite retener casi el 50% del carbono de la biomasa. "Con la retención de enormes cantidades de carbono, esta técnica constituye una captura mucho más prolongada y significativa de dióxido de carbono atmosférico que cualquier otra opción, lo cual la hace una herramienta poderosa para mitigar el cambio climático", afirmó Lehmann, que junto a sus colaboradores ha calculado que las emisiones de carbono producidas por la tala y quema podrían reducirse cada año hasta en un 12%.

Etiquetas:

amazonas co2 suelo

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones