Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El Gobierno reconoce que es “inviable” fijar un calendario definitivo de abandono de la energía nuclear

Industria y Red Eléctrica afirman que ahora no existe una alternativa que garantice el suministro

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 24 septiembre de 2006
El debate sobre la energía nuclear se ha reabierto con el posible cierre de la central de Santa María de Garoña (Burgos), cuyo permiso de explotación vence en 2009. La decisión final de la clausura recae en el Gobierno, que reconoce que de momento resulta "inviable" fijar un calendario definitivo de abandono de la energía nuclear. Fuentes del Ministerio de Industria y de Red Eléctrica, el gestor del sistema, reconocen que, en las condiciones actuales, no hay fuentes que puedan sustituirla a medio plazo.

Actualmente, el uso de la potencia nuclear suma 7.727 megavatios (MW), es decir, un 11% del total de la capacidad de generación eléctrica española. El pasado año, los nueve reactores -ahora quedan ocho tras el cierre de Zorita- generaron 57.538 gigavatios/hora (Gwh), el 19,7% de la producción nacional. Red Eléctrica prevé que esta contribución se mantenga en términos absolutos, aunque en términos relativos irá cayendo paulatinamente hasta suponer el 16,8% en 2011.

El Ejecutivo tiene claro que la potencia atómica es, en la actualidad, imprescindible por razones económicas -el petróleo y el gas se han disparado- y porque no produce emisiones de dióxido de carbono (CO2) y facilita, por tanto, el cumplimiento del Protocolo de Kioto.

El presidente de Red Eléctrica, Luis Atienza, destaca la aportación de la energía nuclear a la seguridad de suministro. En una reciente conferencia explicaba cómo durante este verano en una punta de demanda sólo había disponibles 600 MW de potencia eólica de un total de 11.000 instalados. Lo mismo ocurre con la hidráulica en los años secos. A su juicio, de la potencia eléctrica que hay en España -que sumaba al cierre del año pasado 78.086 MW- se deben descontar cerca de 18.000 para referirse a la auténtica capacidad de generación disponible para atender las necesidades.

El gas, que cada vez tiene más peso en el mix de generación a través de los ciclos combinados -en torno al 23% del régimen ordinario-, también tiene sus pegas. La principal de ellas es el precio, vinculado al del petróleo, junto con la fuerte dependencia del exterior que implica.

Por último, el carbón, que es la otra fuente que aporta seguridad de suministro, presenta el problema de las emisiones de CO2.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones