Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El huracán “Félix” azota con lluvia y viento la costa de Honduras

Con categoría 4, mantiene todo su potencial catastrófico

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 4 septiembre de 2007
Los gobiernos de Honduras y Nicaragua aceleraron ayer los preparativos para defenderse del embate del huracán "Félix", que mantiene todo su potencial catastrófico y llega con categoría 4 en la escala de Saffir-Simpson, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos, con sede en Miami.

El fenómeno se mueve rápidamente hacia el oeste a 30 kilómetros por hora y el único dato positivo es que su radio de acción es reducido, ya que los vientos huracanados se extienden hacia afuera hasta 45 kilómetros del centro y los vientos con fuerza de tormenta tropical hasta 185 kilómetros, indicó el CNH.

"Félix" se ha debilitado ligeramente en las últimas horas al reducir sus vientos a 230 kilómetros por hora. El CNH ha advertido de que en cualquier momento el huracán puede otra vez reforzarse y alcanzar la máxima intensidad de categoría 5.

Las primeras lluvias, ráfagas de viento y descargas eléctricas se produjeron en el departamento caribeño de Gracias a Dios, fronterizo con Nicaragua, alrededor de las 19:00 hora local (01:00 GMT). El titular de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), Marco Burgos, reafirmó a la prensa que se pronostica que el ojo de "Félix" toque tierra hacia las 06:00 hora local (12:00 GMT), en algún lugar de la zona fronteriza entre Honduras y Nicaragua.

Burgos apuntó que el huracán recorrerá un sector del noreste de Honduras, principalmente Gracias a Dios, y saldrá de nuevo al Caribe, pero que no se descarta que se debilite o cambie de rumbo al chocar con montañas entre los departamentos de Olancho y Colón.

Las clases en escuelas y colegios han sido suspendidas en donde rige la "alerta roja", de emergencia. La población abarrota supermercados y gasolineras en busca de alimentos, combustibles y otros suministros a medida que el huracán se acerca. Existe riesgo de inundaciones y fuertes deslizamientos de tierras.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones