Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El impulso de la energía eólica divide a los grupos ecologistas

Algunos la consideran "imprescindible" y otros denuncian su impacto paisajístico

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 25 septiembre de 2006
España es el segundo país europeo productor de energía eólica, con más de 10.000 megavatios de potencia instalada a finales de 2005. Según un informe del observatorio de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), esta energía proporcionó durante 2005 un ahorro para la economía española de 14,7 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) por reducción en la adquisición de derechos de emisión.

El número de centrales también ha aumentado. En estos momentos asciende a 534. De ellas, 117 se sitúan en Galicia, comunidad con el mayor número, seguida de Castilla y León, con 109, y de Castilla-La Mancha, con 70.

Este impulso que está recibiendo la energía eólica no es bien recibido por todos los grupos ecologistas, especialmente los locales. Así, el colectivo navarro Gurelur denuncia que "las crestas de Navarra están asoladas, industrializadas por las centrales eólicas, lo que genera un impacto paisajístico terrible". Gurelur defiende el desarrollo de esta energía, pero, precisa, "no a cualquier precio, como está sucediendo en Navarra con la instalación de más de mil aerogeneradores en lugares poco adecuados y de paso de aves migratorias".

Los conservacionistas locales solicitan la elaboración de planes eólicos "más coherentes" y "ajustados" al desarrollo sostenible de las comarcas

Otras plataformas ecologistas de Galicia, País Vasco, Cataluña, La Rioja y Castilla y León, entre otras, solicitan también la elaboración de planes eólicos "más coherentes" y "ajustados" al desarrollo sostenible de las comarcas potencialmente afectadas.

En el otro extremo se sitúan organizaciones como Greenpeace o Ecologistas en Acción, que opinan que el crecimiento del sector confirma el "enorme potencial" de la energía eólica, un tipo de renovable "imprescindible" para cumplir el Protocolo de Kioto, que además es sinónimo de limpieza, abundancia, fiabilidad, rentabilidad, seguridad y creación de empleo. El responsable de Energía de Ecologistas en Acción, Pablo Cotarelo, aseguró que el equilibrio entre eólica y biodiversidad "siempre es preferible y debe darse", una opinión que comparte también la responsable de Campaña de Cambio Climático de Greenpeace, Raquel Montón.Ninguno de los dos portavoces consideró el impacto paisajístico como un factor que deba tenerse en cuenta en los informes ambientales, ya que, aunque cada vez más molinos surcarán previsiblemente el aire de muchas regiones, "hay que acostumbrarse a la idea de que suponen una chimenea menos funcionando".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones