Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El mejillón cebra amenaza con destruir los regadíos de la cuenca del Segura

Los regantes ya han empezado a estudiar medidas para proteger sus explotaciones

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 16 enero de 2007

El comisario de Aguas, Manuel Aldeguer, informó ayer al presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, Francisco del Amor, de los resultados de los análisis, que determinan que en dos puntos por los que pasa el acueducto -el pantano de Camarillas y cerca del embalse del Talave- se han encontrado larvas del temido bivalvo. La primera medida consiste en averiguar qué sistemas de filtrado de agua están utilizando las explotaciones que emplean riego por goteo. El calibre de estos filtros impide precisamente que entren en el circuito de goteo partículas y organismos nocivos.

Riego por goteo

El problema está en que las larvas tienen un tamaño inicial de 50 micras, por lo que en muchas explotaciones habrá que reforzar o cambiar los equipos. En otros casos se emplean filtros de arena que retienen todas las impurezas y elementos extraños, y cuya eficacia depende del granulado. Si las larvas se instalan dentro de los goteros y cintas de riego que irrigan las plantas, pueden terminar taponando los pequeños orificios por donde sale el agua hasta dejarlos inutilizados. También cabe la posibilidad de que mejillones cebra adultos aniden dentro de las conducciones.

Primero fue el Ebro y el Júcar, ahora le toca al Segura luchar contra la invasión del mejillón cebra. Las larvas se han detectado en invierno y con bajas temperaturas, que limitan la reproducción y la supervivencia de esta especie. De hecho, en zonas muy frías mueren las larvas, por lo que el porcentaje de población superviviente es limitado.

Esto quiere decir que a partir de primavera podría ser peor. Según la temperatura, las larvas pueden convertirse en mejillón cebra -alcanzan los tres centímetros- en varios meses o en un año.

Asesoramiento

Los regantes del Segura han pedido asesoramiento a su federación nacional, para conocer también cómo están afrontando esta plaga los regadíos de otras zonas españolas. Francisco del Amor se puso ayer en contacto con una de las comunidades de regantes del Delta del Ebro, donde la plaga lleva años instalada; pero a diferencia de Murcia y Alicante, allí se riegan los arrozales a manta, de tal forma que los canales se llenan y se secan alternativamente y las larvas mueren cuando les falta el agua.

En la cuenca del Segura existen 80 comunidades de regantes que dependen del trasvase Tajo-Segura, y que reúnen a unos 70.000 agricultores. Se calcula que disponen de riego por goteo 98.000 de las 127.000 hectáreas netas con las que cuenta el Sindicato Central de Regantes.

Se ha confirmado la presencia de larvas, que pueden alcanzar la madurez en varios meses o en un año

En los muestreos realizados se ha confirmado la presencia de larvas en 7 de los 12 puntos analizados. Y la pregunta ahora es si las poblaciones evolucionarán hasta convertirse en mejillones adultos; o por el contrario no tendrán suficiente arraigo y perecerán antes de empezar a provocar estragos económicos.

Estos bivalvos están catalogados como una de la especies invasoras más dañinas para los ecosistemas fluviales.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones