Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El sector energético español es responsable del 71% de los gases que provocan el efecto invernadero

Al ritmo actual de emisiones, España llegaría al 2010 con unos incrementos superiores al 60% respecto a 1990

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 15 marzo de 2002
El sector energético, una de las estrellas de la Cumbre de Barcelona, es responsable del 71% de los casi 400 millones de toneladas de gases de "efecto invernadero" (en especial del dióxido de carbono o CO2) que España arrojó a la atmósfera en 2000. Los Quince de la Unión Europea (UE) discuten desde ayer los ritmos de liberalización de todas las formas de energía y España acude al pleno comunitario con los deberes políticos hechos, después de que hace diez días arrancara al resto de socios el compromiso de que el Protocolo de Kioto será realidad antes de junio.

Los deberes ambientales son otro cantar. Diez años después de la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro, España acudirá a la reválida de septiembre en Johannesburgo (Sudáfrica) con una de las peores notas del continente. Curiosamente, le ocurre al país titular de la presidencia y a uno de los que más margen concedieron los acuerdos de Kioto debido al menor calado industrial: mientras Europa en su conjunto debía reducir un 8% sus emisiones durante el periodo 2008-12 con respecto a 1990, España podía aumentarlas hasta un 15%.

Aún así la cifra se ha quedado pequeña y en 2000 ya ha doblado esa cantidad. Al actual ritmo de emisiones contaminantes, España llegará al 2010, fecha emblemática en los objetivos de liderazgo económico y ambiental de la UE en el mundo, con unos incrementos superiores al 60% respecto a 1990. Los datos del Ministerio de Medio Ambiente demuestran que las diferentes formas de producción y consumo de energía no sólo son las responsables de la mayor parte de las emisiones, sino que ese peso ha aumentado un 30,5% desde 1990. Un tercio hay que achacárselo al transporte. Por contra, la industria tradicional, en declive, reduce progresivamente su papel.

El ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, se ampara en que las cifras "no son buenas, pero tampoco son reales" para pasar de largo sobre cómo se va a luchar para invertir esta tendencia. Por contra, ecologistas e incluso sindicalistas han recordado que "es hora de llevar a la práctica Kioto y España no tiene un plan claro de remisión de gases", como recuerda el portavoz de Adena, Carlos Vallecillo.

Etiquetas:

emisiones gases Kioto

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones