Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El sistema de transportes español es de los menos sostenibles de Europa, según un estudio alemán

Por tipo de coste, el cambio climático, la contaminación atmosférica y los accidentes son los componentes más importantes

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 1 noviembre de 2004
El volumen del transporte en Europa se ha más que duplicado desde 1970. A pesar de los beneficios para las comunicaciones que esto ha significado, también existen algunos costes, como los ambientales y para la salud que supone la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera; la congestión de las redes de transporte, que amenaza el trabajo fluido del mercado interno, y, por último, el riesgo para la vida humana. No en vano, cada día una media de 120 personas pierden la vida en las carreteras europeas. El cálculo de estos costes en los 15 antiguos miembros de la Unión Europea (UE) más Suiza y Noruega ha sido objeto de un estudio por parte de la Universidad de Karlsruhe (Alemania).

Entre las principales conclusiones referentes a la situación de España, está el coste total que el conjunto de los modos de transporte produce en nuestras cuentas, y que asciende a 58.162 millones de euros, el 9,56% del Producto Interior Bruto (PIB).

Según explicó Santos Núñez del Campo, de la Gerencia de Medio Ambiente de Renfe -el estudio del ferrocarril en España ha estado representado a través de esta compañía-, esto supone un 30% más que la media del conjunto de 17 países, que se sitúa en un 7,3% del PIB. Esta situación se explica por un mayor peso en nuestro país del transporte por carretera, especialmente de mercancías, y del aéreo, junto a condiciones geográficas, como tamaño del país y modelo poblacional basado en un núcleo central. Por el contrario, en Suiza, Alemania, Francia, Inglaterra y Holanda, donde el peso del ferrocarril es mayor, los costes externos del transporte son menores.

En España, los medios que concentran los costes externos más altos son los camiones y furgonetas (43%), seguidos del automóvil (36%) y el avión (16%). En el lado contrario, la motocicleta (2,66%), el autobús (1,01%), el ferrocarril de viajeros (0,63%) y el de mercancías (0,31%).

Contabilizados por distancias recorridas, los costes externos medios se expresan en euros por 1.000 viajeros por kilómetro y toneladas/kilómetro. Así, los automóviles privados alcanzan un coste medio de 76 euros, mientras que en el ferrocarril es de 22,9 euros, una cifra 3,3 veces inferior. En el transporte de mercancías, los costes medios del aéreo suponen 271,3 euros por 1.000 toneladas/kilómetro, mientras que los del ferrocarril implican 17,9 euros y los de la carretera, 87,8 euros.

Por tipo de coste, en el ámbito europeo el cambio climático es el componente más importante, con un 30% del total, mientras que la contaminación atmosférica y los costes por accidentes suponen un 27% y un 24%, respectivamente.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones