Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

El transporte marítimo de petróleo ha aumentado un 12% desde la catástrofe del “Prestige”, según Greenpeace

La organización ecologista denuncia la inexistencia de un seguimiento adecuado por parte de la UE de los petroleros que deben desaparecer

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 29 septiembre de 2005
Hoy se celebra el Día Marítimo Internacional en todo el mundo y es por ello que la organización ecologista Greenpeace recuerda que casi tres años después del hundimiento del "Prestige" frente a las costas gallegas, sigue sin existir un régimen de responsabilidad ilimitada que obligue a asumir las consecuencias de un vertido a sus responsables.

Según Greenpeace, en los últimos dos años se ha producido un aumento del 12% en la cantidad de productos petrolíferos que se transportan por mar. En concreto, el transporte global de petróleo ha pasado de 2.000 millones de toneladas en el año 2002 (año de la catástrofe) a 2.280 millones en 2004.

La ONG reconoce que se han producido algunos avances en la legislación europea, pero advierte de que todavía existen graves lagunas legales en el tráfico marítimo de crudo, especialmente en lo relativo a la responsabilidad derivada de accidentes como el del "Prestige".

Valora que la Unión Europea (UE) haya establecido un calendario de eliminación de buques monocasco, cuya presencia está ya prohibida en los puertos europeos. Sin embargo, denuncia la inexistencia de un seguimiento adecuado por parte de Bruselas de los petroleros que deben desaparecer, y de las instalaciones para eliminarlos.

En este sentido, indica que los materiales procedentes del desmantelamiento de petroleros que mayor daño pueden causar al medio ambiente son los residuos petrolíferos, PCB (bifenilos policlorados), aceites, amianto y restos con metales pesados. Actualmente, añade, estos residuos acaban vertidos en el mar en una cantidad de entre 500.000 y 1,5 millones de toneladas al año.

Por último, Greenpeace hace un llamamiento a la creación de un nuevo régimen de responsabilidad en materia de tráfico marítimo, que se extienda a toda la cadena de transporte.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones