Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

¿Es tan contaminante la industria papelera?

El sector asegura que se trata de una de las industrias más respetuosas con el medio ambiente, aunque los ecologistas no lo creen así

Los representantes de la industria papelera consideran que se ha mitificado su imagen de sector muy contaminante, y aseguran que en la actualidad constituyen una de las industrias más avanzadas medioambientalmente. Sin embargo, los ecologistas explican que estas instalaciones siguen siendo un peligro para el entorno natural, especialmente en países donde los estándares de calidad no son tan estrictos. Un ejemplo es la polémica surgida entre Uruguay y Argentina por la construcción de una planta de origen español. En cualquier caso, los consumidores son fundamentales a la hora de reducir el impacto ambiental de este sector, colaborando por ejemplo en el reciclaje del papel.

Críticas de las organizaciones ecologistas

/imgs/2007/05/papeleras2.jpgLas asociaciones ecologistas no comparten las afirmaciones de los responsables de la industria papelera. Desde WWF-Adena, Heikki Mesa considera que no es un mito: “La industria papelera ha sido muy contaminante y sigue siéndolo en muchos casos. Se suele mencionar a los países nórdicos como ejemplo de ecologismo, pero sus empresas también tienen cierta tendencia a rebajar sus estándares cuando producen en países en vías de desarrollo. Incluso en mi país de origen, Finlandia, han contaminado lagos enteros antes de que la situación fuese revertida gracias a acciones judiciales.”

Según el responsable de WWF-Adena, las papeleras tienen tres grandes impactos medioambientales:




  • Pueden provocar una mala gestión de los bosques que producen su materia prima (monocultivos, gestión insostenible, pérdida de biodiversidad).

  • Necesitan grandes cantidades de energía, por lo que en caso de no utilizar recursos renovables o con poco contenido en carbono, pueden ser focos significativos de emisiones de CO2.

  • Los efluentes de los procesos químicos pueden tener graves impactos sobre la atmósfera y sobre los ecosistemas acuáticos a los que se viertenSi no se gestionan bien los efluentes de los procesos químicos, pueden tener graves impactos sobre la atmósfera y sobre los ecosistemas acuáticos a los que se vierten. El cloro es especialmente dañino, ya que tiene una gran facilidad para combinarse con otras sustancias para producir elementos tóxicos para el medioambiente.


Luís González Reyes, Coordinador de Ecologistas en Acción, añade a esta lista “la extracción de grandes cantidades de agua (el eucalipto, del que se obtiene la mayoría de la pasta de celulosa, es un fuerte consumidor de agua)” y detalla los efectos contaminantes: “la producción de dioxinas en el proceso de blanqueo y en la fabricación de dióxido de cloro son muy perjudiciales para la salud humana; la generación y el derrame de productos de desechos pueden generar concentraciones de productos tóxicos en el medio, como los compuestos de azufre, que les dan su característico y fétido olor y los organoclorados, altamente contaminantes; así como el consiguiente riesgo de contaminación del agua potable y de destrucción de las poblaciones de peces.”

En opinión de Ricardo Natalichio, Director de la web ecologista argentina Ecoportal, “su impacto ambiental depende mucho de su capacidad de producción. Además, en lo único que están trabajando es en mejorar la tecnología utilizada para reducir un poco el daño.”

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones