Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

España contará con un banco de germoplasma de especies amenazadas

El objetivo será criar nuevos ejemplares de lince ibérico, visón europeo, oso pardo y de foca monje

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 13 octubre de 2003
El lince ibérico, el visón europeo, el oso pardo y la foca monje serán los primeros beneficiados de la creación del primer banco de germoplasma de especies de fauna silvestre amenazada en España, aunque no se descarta que más adelante pudieran entrar a formar parte otros animales del Catálogo Nacional de Especies Amenazadas considerados igualmente en peligro de extinción o vulnerables. Esta iniciativa, que abre una innovadora línea de investigación, ha sido posible gracias a un acuerdo de colaboración entre el Ministerio de Medio Ambiente y el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que financiarán al 50% este proyecto. Tanto la titular de Medio Ambiente, Elvira Rodríguez, como el del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, coincidieron en señalar, tras la firma del acuerdo, que se trata de "un paso de vital importancia" para mantener la diversidad genética y evitar la consanguinidad.

Este banco de germoplasma almacenará semen, óvulos y embriones congelados que pueden ser utilizados durante muchos años. El objetivo general de este proyecto pionero en España es desarrollar la investigación necesaria para definir protocolos de crio-preservación de semen en especies de mamíferos silvestres y posteriormente comenzar el establecimiento de un banco de recursos genéticos.

Crioconservación

En una primera fase, por tanto, se estudiarán las técnicas para conservar las muestras de estas células -que en España sólo se ha hecho con gacelas y el ciervo ibérico- pues dependiendo de las especies, la crioconservación se hará de una manera o de otra. Por este motivo, en esta primera etapa también se trabajará con modelos de animales para conocer con detenimiento su reproducción, que en el caso del lince serían los gatos silvestres y en el del visón europeo, su homólogo americano, precisamente la especie introducida y rival que hace que el visón europeo esté en franca regresión no sólo en nuestro país, sino en toda Europa.

Según explicó Eduardo Roldán, coordinador de este proyecto, la investigación comenzará con células germinales de varios ejemplares de lince ibérico en cautividad, que en principio podría ser semen de tres ejemplares machos que existen en el centro de El Acebuche, en Doñana, y más adelante se realizarán algunas capturas de diferentes núcleos de población.

Aunque esta primera fase tendrá una duración de dos años, las primeras muestras podrían empezar a integrarse en el banco de germoplasma dentro de seis meses, según dijo Emilio Lora-Tamayo, y una vez que vayan avanzando las investigaciones se decidirá el número de muestras que se quiere almacenar de cada una de las especies, explicó Eduardo Roldán, pues se trata de "conservar la máxima diversidad posible".

Inseminación artificial

La siguiente fase tras el almacenamiento de muestras de material reproductor será, en el momento en que sea necesario, realizar la inseminación artificial o las técnicas de reproducción asistida necesarias para perpetuar la especie. Según Roldán, en otros países hay antecedentes de realización de este tipo de programas con éxito. Así, explicó que se han hecho ensayos de inseminación artificial o fecundación 'in vitro' en guepardos, leones y tigres y se han obtenido crías vivas. El intercambio de material genético entre poblaciones mediante el empleo de gametos se realiza de forma más económica que el intercambio de animales y se evitan los riesgos sanitarios asociados a la introducción de individuos en poblaciones diferentes. Asimismo, se elimina la necesidad de extraer un número elevado de individuos de poblaciones naturales bien para introducirlos en otras, o bien para iniciar programas de cría en cautividad.

Además, aunque el objetivo del proyecto no es la clonación de especies extinguidas, también se almacenarán células somáticas por si fuese necesario llevar a cabo "futuros intentos de clonación", aseguró Eduardo Roldán, quien añadió que hay países como Estados Unidos, Sudáfrica, Australia y China que han decidido preservar sus recursos biológicos de esta manera.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones