Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Europa debe invertir más en la prevención de desastres naturales, según los expertos de la Conferencia de Alerta Temprana

Advierten de que estos fenómenos irán en aumento, ya que el 90% de ellos son de origen climático

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 29 marzo de 2006
Europa debe invertir más en la prevención de desastres naturales, tanto por la propia vulnerabilidad del continente a las catástrofes como por las que sufren los europeos como viajeros por el mundo, según los expertos de la III Conferencia Internacional de Alerta Temprana, que reúne estos días en Bonn a expertos de 140 países.

"Europa tiene los recursos, la tradición y la experiencia necesaria para hacer frente a los desastres", explicó Salvano Briceno, director del Programa de Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres (EIRD) de la ONU.

La estadística muestra que los desastres naturales han ido e irán en aumento, dado que el 90% de ellos son de origen climático, relacionados con el calentamiento de la Tierra. Las inundaciones sufridas en el centro y este de Europa, la región mediterránea expuesta a terremotos, especialmente Grecia y Turquía, y los incendios forestales que han azotado Portugal y España son los ejemplos más conocidos.

Tsunamis

Los tsunamis se pusieron de actualidad el 26 de diciembre de 2004, cuando uno de estos fenómenos arrasó las costas de varios países del sudeste asiático. "Europa no está a salvo de tsunamis. No sólo hay que pensar en el de Portugal (en Lisboa en 1755) o en los registrados en Escandinavia y el Mar del Norte. Tenemos ejemplos en todo el Mediterráneo, desde el estrecho de Mesina al que en mayo de 2001 se registró en Argelia y que afectó a Ibiza", señaló Patricio Bernal, secretario ejecutivo de la Comisión Intergubernamental Oceanográfica.

Este organismo tiene desplegadas por todo el mundo 2.300 boyas en hasta 2.000 metros de profundidad -"lo que en términos oceanográficos significa aún superficie"-, y desde hace tres años trabaja en un programa específico de maremotos para el Mediterráneo.

"Toda esa tecnología servirá de poco si no hay un sistema de alerta efectivo en la denominada última milla. ¿De qué servirá tener sirenas en toda la Costa Azul, si los bañistas no saben qué significan y apenas se dispone de unos minutos para evacuar la playa?", se preguntó Bernal, para quien la prevención no consiste únicamente en los dispositivos de alerta temprana y en evacuar a la gente, sino también en tener "legislaciones correctas en materia de urbanismo y aplicarlas".

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones