Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Expertos europeos analizan la posibilidad de depositar CO2 bajo tierra para generar carbón

Las nuevas tecnologías podrían ayudar a reducir el efecto invernadero y a sostener la calidad de vida

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 15 abril de 2005

La mayor parte de los escenarios de suministro de energía prevén que el 85% que se utilice en las próximas décadas proceda de los combustibles fósiles, según ha explicado el comisario europeo de Ciencia e Investigación, Janez Poctonik.

En este sentido ha indicado que “la tecnología de captura y almacenaje de CO2 permitiría al mundo seguir usando combustibles fósiles pero con emisiones muy reducidas de CO2, mientras se prepara para el cambio a una economía de la energía completamente sin carbón”. Por su parte el comisario europeo de Energía, Andris Piebalgs, destacó que si no se invierte en las tecnologías necesarias y se promociona su uso la “generación del carbón” disminuirá en Europa en la medida en que se vayan parando las viejas plantas de esta energía.

Las nuevas tecnologías para reducir emisiones son necesarias, ya que la UE ha asegurado que no será capaz de lograr el objetivo de reducir la media de sus emisiones en una cuota del 1% al año a partir de 2012, si no se toman medidas tecnológicas adicionales. Aun así, Poctonik ha señalado que “la introducción de sistemas de energía alternativos requiere conocimiento, experiencia, planificación, inversión y voluntad política”.

Por ello, el comisario europeo ha declarado que esta conferencia es “muy oportuna” y que espera que contribuya decisivamente a dar a un impulso importante a la prioridad de la investigación en energía, “que será reforzada considerablemente” en el futuro VII Programa Marco de Investigación. Por el momento, esta tecnología sólo se ha utilizado a pequeña escala, pero los expertos confirman ahora su potencial para ayudar a reducir el efecto invernadero, sostener la calidad de vida y del medio ambiente, y al mismo tiempo lograr una generación de energía diversa y segura en las próximas décadas.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones