Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Fallece una segunda persona en el incendio forestal de Ávila

Las autoridades confían en que el fuego pueda ser controlado esta tarde

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 29 julio de 2009
Un capataz de la empresa Tragsa ha fallecido esta mañana en el incendio declarado ayer en el Valle del Tiétar (Ávila). El operario había sido enviado por la Comunidad de Madrid para apoyar las labores de extinción.

Juan Carlos Rodríguez Matabuena, de 40 años, murió en torno a las 7:45 horas, en el término municipal de Arenas de San Pedro, en una zona conocida como el Camino de los Marianistas. Según ha informado el subdelegado del Gobierno en Ávila, César Martín, Rodríguez Matabuena fue atropellado por un bulldozer al que indicaba la realización de una maniobra.

Se trata de la segunda víctima mortal en este incendio, después de que ayer se confirmara el fallecimiento de un profesor jubilado de 63 años mientras intentaba salvar su casa del fuego.

La ministra de Defensa, Carme Chacón, se ha desplazado hasta la zona del siniestro, donde también se encuentra el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. En declaraciones a la prensa, Chacón ha explicado que el cortafuegos situado en la cabeza del incendio está comenzando a funcionar y confía en que esta tarde pueda ser controlado, aunque ha reconocido que las condiciones del viento son tan cambiantes que es complicado asegurar nada ahora.

Primera víctima

A las 13:30 horas de ayer se declaró en el Valle del Tiétar un incendio forestal que según señaló la consejera de Medio Ambiente de Castilla y León, María Jesús Ruiz, «fue claramente provocado». La superficie calcinada hasta el momento todavía no ha sido facilitada, aunque afecta a una zona de gran valor ecológico.

Las llamas devoraron la casa en la que vivía la primera víctima del siniestro y obligaron a desalojar a centenares de personas de urbanizaciones de los términos municipales de Mombeltrán y Cuevas del Valle. También fueron evacuados una treintena de niños que estaban de campamento en la zona y los monjes del santuario de San Pedro de Alcántara.

El primer fallecido es Javier Heras, de 63 años y profesor jubilado de un Instituto de Educación Secundaria de la vecina población de Arenas de San Pedro. Según los vecinos, Heras intentó sofocar el fuego por sus propios medios. Será necesario practicar la prueba de ADN para certificar la filiación de la víctima debido a que el cuerpo quedó carbonizado.p>

La gravedad del incendio, con tres focos, obligó a desplegar un espectacular operativo, en el que participaron cerca de medio centenar de personas y una veintena de medios aéreos, entre ellos cinco helicópteros, cinco aviones, un bulldozer, catorce cuadrillas terrestres, siete helitransportadas y técnicos de la brigada de investigación de incendios forestales. La Unidad Militar de Emergencias se sumó a última hora a las labores de extinción. La Junta de Castilla y León confía en conducir el incendio hasta una pista forestal situada entre Cuevas del Valle y el Puerto del Pico para controlarlo mediante medios aéreos.

El Ayuntamiento de Arenas de San Pedro habilitó el polideportivo y el albergue para atender a los afectados y sus vecinos se volcaron para ayudar a los evacuados, aunque finalmente estos fueron realojados en dos pueblos situados dentro del Parque Regional de Gredos, San Martín de Pimpollar y Navarredonda de Gredos, en casas de familiares o en lugares habilitados en ambos municipios.

Incendios controlados

El viento y las llamas dan una tregua en otros puntos de España. Desde que el sábado el fuego hiciese acto de presencia en la comarca cacereña de Las Hurdes, los efectivos trabajan sin descanso en la zona donde se han calcinado más de 3.000 hectáreas. Durante la tarde de ayer las autoridades dieron por estabilizado el fuego, lo que permitió a los vecinos desalojados de las poblaciones de Vegas de Coria, Rubiaco, Arrolobos, Cambrón, Cambroncito, Huerta y La Magdalena regresar a sus casas.

Aunque ya no hay peligro para las localidades cercanas, la Junta de Extremadura anunció que el equipo de tierra del Infoex (Plan de Lucha contra los Incendios Forestales de la Comunidad Autónoma de Extremadura) y la Unidad Militar de Emergencias permanecerán en el lugar para realizar labores de refresco y evitar así que el fuego se reactive.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones