Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

“Gordon” pasó por Galicia llevándose árboles y tejados y dejando tras de sí cuatro heridos

Hubo algunos cortes de luz y de carreteras, y un edificio de Ferrol tuvo que ser desalojado

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 22 septiembre de 2006
La tormenta tropical "Gordon" fue finalmente algo más clemente con Galicia de lo anunciado. No obstante, dejó tras de sí cuatro heridos leves, carreteras cortadas, miles de hogares sin luz, aeropuertos clausurados, vuelos suspendidos, líneas férreas interrumpidas, flotas amarradas, colegios cerrados, desprendimientos de árboles y destrozos de consideración en algunas viviendas y locales. Ahora se diluye en el Mar del Norte.

El paso de "Gordon" apenas se dejó sentir media hora en su fase más intensa. La Costa de la Muerte, en el extremo más occidental de Galicia, fue la zona más afectada por el ciclón, que rozó esta comunidad a primera hora de la mañana y siguió su viaje hacia el norte sin penetrar en territorio peninsular, como habían anunciado las predicciones.

El Ministerio de Medio Ambiente y MeteoGalicia registraron, entre las 7 y las 11 de la mañana, las rachas de viento más fuertes en Fisterra (165 km/h), Cabo Vilán (152 km/h), Oia (150 km/h), Corrubedo (130 km/h), Estaca de Bares (146 km/h), Ferrol (119km/h), La Coruña (115 km/h), Santiago (100km/h) y Vigo (85 km/h).

A medida que avanzó el día los vientos fueron amainando y se registraron precipitaciones de menos de 40 litros por metro cuadrado y que fueron de carácter tormentoso en algunos puntos. A primera hora de la tarde la situación había mejorado notablemente, aunque se mantenía el mar de fondo con olas de hasta cuatro metros.

Localidades como Ferrol, Vigo, Camariñas, Corrubedo, Malpica o Noia fueron las más afectadas. En la zona de las Rías Bajas se superaron las rachas de 110 kilómetros por hora en las zonas de las islas Cíes, Ons y Sálvora. Los fuertes vientos afectaron al tendido eléctrico y unos 100.000 hogares se quedaron sin suministro. Casi un centenar de líneas resultaron afectadas, en su mayoría en la provincia coruñesa.

Los bomberos tuvieron que emplearse a fondo ante los desprendimientos de decenas de árboles y postes telefónicos, las caídas de tejas, voladizos y marquesinas, y los desplazamientos de contenedores.

Desalojo y heridos leves

Un hombre tuvo que ser hospitalizado a causa del desprendimiento de un árbol sobre el vehículo en el que viajaba entre las localidades coruñesas de Arteixo y Carballo. Una rama le golpeó en la cabeza.

Otro de los heridos fue una mujer que se cayó de la ventana a la que se asomaba en el hospital en el que se hallaba ingresada y que sufrió un traumatismo leve en una pierna.

Un varón fue golpeado en el tórax por un objeto que arrastraba el viento en Laracha, mientras que otro recibió el impacto de una teja en la cabeza en el centro de La Coruña.

Por otra parte, en Ferrol un total de 76 familias fueron desalojadas de sus viviendas en el barrio de Tejeras, una vez que el viento levantó el tejado del edificio, construido hace tres años.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones