Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Greenpeace pide que se paralice la construcción de una central térmica en Cádiz

Asegura que carece de proyecto de ejecución autorizado para su edificación

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 20 agosto de 2003
Greenpeace España ha pedido al Gobierno que cancele las obras de la central térmica de Arcos de la Frontera (Cádiz), ya que carece de proyecto de ejecución autorizado para la construcción, y ha presentado alegaciones durante el proceso de información pública para la Autorización Ambiental Integrada.

Ante la decisión del Ejecutivo de construir nuevas centrales térmicas de ciclo combinado de gas, con el objetivo de instalar más de 35.000 kilovatios de potencia en el país, Greenpeace denuncia que el problema de los cortes de suministro en España no está directamente relacionado con la falta de potencia, sino con el mal estado de las redes eléctricas.

Los ecologistas creen que en España existe suficiente capacidad para abastecer la demanda de energía y acusan al Gobierno de no preocuparse por la incorporación de energías renovables, "que reducen ampliamente la contaminación", y de favorecer la construcción de más centrales térmicas.

Actualmente, nuestro país cuenta con 42 centrales térmicas. La nueva central de Arcos dispondría de 1.600 megavatios y emitiría más de cinco millones de toneladas de CO2 anuales a la atmósfera, según Greenpeace. "Si el Gobierno permite su edificación y sigue adelante con sus planes de construcción de más centrales térmicas, las exposiciones de gases de efecto invernadero se dispararán y podríamos aumentar nuestras emisiones hasta un 60%", afirman los ecologistas.

Para Emilio Rull, responsable de Energía de Greenpeace España, "no se puede construir ni una sola central térmica hasta que no haya una revisión de la planificación energética, de modo que se asegure el cumplimiento del Protocolo de Kioto".

Rull recuerda que durante el día de mayor consumo histórico en España, sólo fue necesario poner en marcha algo más del 60% de la energía disponible y la jornada transcurrió sin incidentes ni cortes energéticos. "Esto demuestra que hay suficiente potencia disponible", concluye el conservacionista.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones