Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Grupos ecologistas centroamericanos se unen para pedir controles que frenen la pesca de tiburones

Barcos asiáticos capturan ejemplares de esta especie para cortar sus aletas y echar el resto al mar

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 11 diciembre de 2006
Miles de tiburones son capturados actualmente en aguas centroamericanas para cortarles sus aletas y luego arrojar sus cuerpos vivos al mar, una práctica pesquera conocida como el aleteo del tiburón y que ha puesto en peligro la supervivencia de esta especie en todo el planeta. Por ello, grupos ecologistas de Centroamérica unirán sus fuerzas para impulsar mayores controles en sus países contra este tipo de pesca.

"Cada año, decenas de millones de tiburones son aniquilados sólo por sus aletas, causando una disminución dramática de hasta el 90% en sus poblaciones a escala global", explicó el director del Programa para la Restauración de la Tortuga Marina (Pretoma), Randall Arauz. Esta situación ha llevado a representantes de distintas organizaciones ecologistas de la región, reunidas recientemente en Costa Rica, a diseñar un plan estratégico que permita salvar la especie.

"Las aletas constituyen cerca del 5% del peso total del tiburón, por eso cada barco que practica el aleteo tiene el impacto de veinte", señaló el director de Pretoma, una organización que lucha por lograr su erradicación. Centroamérica se ha convertido en uno de los destinos predilectos de los barcos asiáticos, especialmente taiwaneses, que descargan su contenido de miles de aletas en los muelles privados de la región casi sin ningún control por parte de las autoridades estatales, indicó Arauz.

De toda Centroamérica, sólo Costa Rica cuenta con una ley específica para prohibir el aleteo, mientras que en el resto de países del área no está regulado, situación que es aprovechada por los pescadores foráneos para alimentar un lucrativo mercado. Y es que un plato de sopa de aleta de tiburón puede llegar a costar en Asia hasta 100 dólares. En países como Taiwán y Malasia se cree, además, que las aletas de tiburón tienen propiedades afrodisiacas y de fertilidad.

"A medida que la economía asiática, especialmente la China, se fortalece, se prevé que la depredación de tiburones se acelerará frente a las costas de Mesoamérica y Suramérica, donde ya pescan miles de embarcaciones de Asia oriental", explicó Arauz. Es "indispensable que todos los gobiernos trabajen de manera conjunta para asegurar que el aleteo quede eliminado de nuestra región", aseguraron los ecologistas, que apuntaron que la matanza de tiburones no sólo es grave por la crueldad del aleteo y la simple extinción de estos animales, sino porque estos escualos son los principales depredadores del océano y mantienen el equilibrio de los ecosistemas marinos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones