Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Grupos ecologistas exigen una gestión sostenible de los bosques españoles

Piden que se prime la conservación de la biodiversidad, antes que los intereses económicos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 5 febrero de 2003
Con motivo de la reunión hoy del Consejo Nacional de Bosques para debatir el anteproyecto de la futura Ley de Montes, las organizaciones conservacionistas Greenpeace y WWF/Adena han exigido una gestión sostenible de los bosques españoles para que dejen de ser considerados "mera fuente de recursos madereros" y una financiación que suponga beneficios sociales y ambientales.

Los ecologistas advierten de las "carencias" del texto y piden que se primen aspectos como la conservación de la biodiversidad, antes que los intereses económicos. En concreto, los ecologistas afirman que la Ley debería contemplar la integración adecuada de la biodiversidad, la introducción de instrumentos de gestión en todos los montes, unos criterios mínimos para la certificación forestal y una financiación pública para los montes que signifique beneficios sociales y ambientales.

"El texto que hoy se debate es decepcionante y una vez más se ha dado la espalda a la conservación de la naturaleza", afirma la responsable del Área de Bosques de WWF/Adena, Raquel Gómez. "Los montes siguen siendo en la actualidad, tanto implícita como explícitamente, una mera fuente de recursos madereros", añade Gómez, que considera que una de las principales carencias del anteproyecto de Ley es la omisión de la conservación de la biodiversidad.

En lo que se refiere a las ayudas económicas y las exenciones fiscales a los montes, desde las entidades ecologistas reclaman que la financiación con fondos públicos se dirija a "aquellos que supongan beneficios sociales o ambientales" y no a los montes "cuya finalidad sea puramente productora y comercial". En esta línea, afirman que los actuales cultivos de eucalipto "no deberían seguir subvencionándose".

Por otra parte, Greenpeace y WWF/Adena valoran positivamente la idea de crear la figura del Dominio Público Forestal y reconocen el intento de fomentar la ordenación de los montes, ya que en estos momentos "menos del 8% de la superficie forestal está ordenada y no más del 1% tiene una plan de gestión vigente".

España es uno de los países europeos más ricos en especies forestales. Actualmente existen 105 especies de árboles autóctonas en todo el territorio español, aunque únicamente 80 especies forman bosques, como abetales, encinares, olmedas y pinares. "No sólo tenemos una superficie forestal aceptable, sino que la originalidad y variedad de nuestros ecosistemas forestales es también importante", aseguran desde Greenpeace España.

La nueva Ley de Montes, cuyo borrador se presentó a la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente a mediados de enero, prevé la renovación del actual Catálogo de Montes de Utilidad Pública, que ahora recogerá también los montes que constituyen espacios naturales protegidos o formen parte de la Red Natura 2000, al mismo tiempo que declarará todos los montes de titularidad pública como dominio público forestal.

Según el Ministerio de Medio Ambiente, esta normativa supone un impulso de medidas de fomento, beneficios fiscales y subvenciones para los propietarios de los montes "que sirvan de compensación por las restricciones sobre el disfrute de su propiedad".

El objetivo básico de la Ley es garantizar una gestión forestal sostenible y la multifuncionalidad de los montes españoles, afirma el titular de dicho Ministerio, Jaume Matas. "Se prevén por ello -explica- exenciones fiscales vinculadas a la ordenación sostenible para los pequeños propietarios forestales, que también se aplicarán a las sucesiones, donaciones y transmisiones patrimoniales".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones