Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Industria multa a la central de Vandellós II con 1,6 millones de euros

Los responsables de la nuclear cometieron tres faltas graves en la gestión del incidente de corrosión detectado en 2004

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 3 agosto de 2006
El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha multado a los titulares de la central de Vandellós II (Tarragona) con 1,6 millones de euros por tres faltas graves cometidas en 2004 en su gestión del suceso de corrosión detectado ese año en el sistema de aguas de servicios esenciales de la nuclear. Este incidente provocó que la central estuviese parada al año siguiente durante casi seis meses.

El suceso fue calificado en un primer momento con un nivel 0, es decir, sin trascendencia para la seguridad en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES). Sin embargo, en octubre pasó a nivel 1 y en mayo de 2005 el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) acabó otorgándole un nivel 2, el más alto registrado en una nuclear española desde el incidente ocurrido en la central de Trillo (Guadalajara) en 1992.

Industria ha impuesto tres sanciones, dos de 525.000 euros y una de 550.000. La primera por incumplimiento de las condiciones establecidas en los documentos de autorización y explotación de la central; la segunda por la falta de medidas correctoras ante ese incumplimiento, y la tercera por la falta de comunicación de la central con el CSN.

La titularidad de Vandellós II corresponde en un 72% a Endesa y en un 28% a Iberdrola. Portavoces de estas empresas ya han anunciado que recurrirán la sanción.

Insuficiente

Para Ecologistas en Acción y Greenpeace, la multa resulta insuficiente. A juicio de estas organizaciones, es necesario reformar urgentemente el régimen sancionador de la legislación nuclear.

Según Ecologistas en Acción, a pesar de ser la sanción más importante en la historia nuclear española, no es "suficientemente rigurosa". En su opinión, el CSN no actuó "con la máxima dureza" y se mostró "laxo en sus controles y exigencias".

La organización se pregunta por qué este organismo no descubrió mediante sus inspecciones un problema que ya se produjo en 1993 en la misma central. Además, recuerda que "se limitó a clasificar el incidente como de nivel 2", cuando se trataba de un nivel 3 según la escala INES.

Ecologistas en Acción considera "imprescindible" actualizar y endurecer el régimen sancionador nuclear, ya que en la actualidad resulta "más rentable para las centrales operar en malas condiciones y violando las reglas que reparar las averías".

Por su parte, Greenpeace coincide con Ecologistas en que la sanción es insuficiente y en la necesidad de reformar urgentemente el régimen sancionador. En este sentido, exige que las sanciones equivalgan al lucro obtenido por las centrales mientras funcionan violando las normas.

Pero esta ONG va más allá y pide el cierre de todas las centrales nucleares. Asegura que el 100% de la energía de origen nuclear que se consume en España se puede sustituir por fuentes renovables.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones