Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

Investigadores advierten de que el actual sector eléctrico español no es sostenible

El volumen total de emisiones es un 63% más alto que en el año 1990

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 25 enero de 2009
CO2) son difíciles de controlar, la demanda no deja de crecer y dependemos en exceso del combustible importado", señalaron estos investigadores.

"El sector eléctrico es responsable de una parte importante del total de las emisiones de CO2, aproximadamente un 25% de los 370 millones de toneladas que actualmente vertimos a la atmósfera", explicaron desde este equipo, liderado por Pedro Linares, ingeniero industrial eléctrico e investigador del IIT. El estudio, que ha aparecido en la revista inglesa "Energy Policy", refleja que el volumen total de emisiones (que incluyen el CO2 y otros gases de efecto invernadero) es un 63% más alto que en el año 1990. "Según el Protocolo de Kyoto, nuestro compromiso es emitir en 2012 sólo un 15% más que en 1990. Es decir, que estamos a mucha distancia de poder cumplir este objetivo", afirmó el ingeniero.

La evolución del sector eléctrico español ha sido analizada mediante una simulación en cuatro escenarios alternativos, en los que se han aplicado distintas medidas industriales y políticas que se podrían tomar en la actualidad para conseguir la sostenibilidad del sistema. Los cuatro escenarios que se muestran en la investigación consideran los diversos aspectos del problema: el crecimiento de la demanda, las tecnologías convencionales, las fuentes renovables en uso y las de futuro (biomasa, minihidráulica, eólica y solar térmica), la capacidad de inversión, el mercado de las emisiones de CO2, así como las directrices establecidas en el Plan Nacional de reducción de emisiones para grandes instalaciones de combustión.

En el escenario denominado BAU, donde la demanda eléctrica, la producción doméstica y las emisiones de CO2 siguen creciendo al mismo ritmo que lo han hecho hasta ahora, las simulaciones prevén que en 2020 las emisiones respecto a 1990 se duplicarán y la dependencia del sector eléctrico alcanzará el 60%. Sin embargo, los resultados obtenidos con los otros tres modelos -PS1, PS2 y PS2n- son bastante más optimistas. El PS2n, por ejemplo, contempla una reducción del 50% en la demanda de energía nuclear hasta 2020.

El trabajo ha permitido identificar los elementos necesarios para que el cambio pueda darse, es decir que se reduzca la demanda y, en menor medida, el incremento de la disponibilidad y competitividad de las energías renovables a través de primas. "El potencial de renovables y los precios del permiso de emisión son supuestos bastante realistas", apuntó Linares. "Lamentablemente, la subida de las primas y la contención del crecimiento de la demanda no lo son tanto, y no porque sean medidas imposibles, sino porque su aplicación requiere de clara voluntad política, y eso no está tan claro", añadió.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones