Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La calidad de las aguas del Ebro será vigilada por el CSIC los próximos cinco años

Un proyecto analizará cinco ríos europeos para evaluar la calidad de las aguas del continente

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 22 diciembre de 2004
En el marco del proyecto europeo "Aquaterra", se ha designado al grupo del Instituto de Investigaciones Químicas y Ambientales de Barcelona del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) para controlar durante los próximos cinco años la calidad de las aguas del Ebro y evaluar el impacto de la contaminación industrial, agrícola y urbana en el río.

Este proyecto tiene como fin evaluar la calidad de las aguas de cinco ríos europeos: el Brevilles, el Meuse, el Elba, el Danubio y el Ebro. Los investigadores disponen de un presupuesto para ello de 13 millones de euros, de los cuales unos 650.000 se destinarán al trabajo del CSIC.

Tras analizar estos cinco ríos, Bruselas quiere establecer las bases para una gestión correcta del agua, del suelo y las zonas de captación de agua. Para ello se van a desarrollar modelos que permitan fijar las bases del funcionamiento del ciclo del agua y la interacción entre las aguas subterráneas, el suelo, los sedimentos y el caudal del río.

Estudio del Ebro

En cuanto a la vigilancia del río español, el CSIC ha anunciado en un comunicado que se estudiarán especialmente los tres puntos que tiene más riesgo: Monzón (Huesca), Flix (Tarragona) y la zona del Delta.

En estas zonas se emprenderán medidas para velar por la contaminación industrial en Flix y Monzón, y la contaminación agrícola en el Delta.

En trabajo se centrará en el estudio de las aguas superficiales y subterráneas, los sedimentos, peces y muestras del fondo del río. Las muestran se recogerán en 18 puntos del río, correspondientes a las 18 estaciones que tiene la Confederación Hidrográfica del Ebro. Asimismo, se tomarán muestras de aguas subterráneas y de suelo en 15 pozos en Navarra, Zaragoza, La Rioja y Lleida.

Asimismo, fuentes del CSIC han explicado que evaluarán tanto contaminantes que determinan como prioritarios las directivas europeas y metales, como algunos emergentes que suponen un problema sanitario y ambiental que todavía no está suficientemente investigado.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones