Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La CE lanza una estrategia para preservar y restaurar los suelos

La UE está amenazada por problemas de contaminación, erosión, salinización e impermeabilización, entre otros

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 25 septiembre de 2006
Los suelos de toda la Unión Europea han estado sometidos a agresivas prácticas agrícolas e industriales y al maltrato derivado del turismo y del constante desarrollo urbano. Todo ello ha derivado en una amenaza inminente de contaminación, erosión, pérdida de materiales orgánicos, compactación, desplazamientos del terreno, salinización e impermeabilización.

A la vista de estos problemas, la Comisión Europea (CE) ha llamado la atención de los Estados y ha lanzado una estrategia para la preservación, protección y restauración de sus suelos. Según la propuesta de Bruselas, los países de la UE tendrán que elaborar en un plazo de 25 años un inventario de las zonas contaminadas que se encuentran en su territorio y deberán tomar medidas de saneamiento e impedir cualquier contaminación suplementaria. Además, la nueva directiva marco pide que se enumeren las zonas en las que existe el riesgo de erosión, de pérdida de materiales orgánicos, de salinización y de desplazamientos de tierra.

Lo cierto es que la degradación de los suelos que ha acechado a Europa durante los últimos años ha supuesto un gasto de 38 billones de euros anuales, una cantidad desorbitada frente a los 2 millones de euros que, según Bruselas, costará la identificación de las zonas de riesgo o los 51 millones de euros anuales para el inventario de zonas contaminadas. La CE prevé también un gasto de 240 millones de euros anuales en investigación durante esos veinticinco años.

Bruselas calcula que 115 millones de hectáreas, equivalentes al 12% del total de la superficie europea, sufren el desgaste producido por la erosión del agua, mientras que 42 millones de hectáreas registran el ocasionado por el viento. El Valle del Ebro, según el Ejecutivo comunitario, es uno de los ejemplos más evidentes de la degradación del suelo a través de la salinización o acumulación de sales solubles en la tierra, un proceso que afecta a más de 3,8 hectáreas en toda Europa.

Por su parte, la superficie europea cubierta con materiales impermeables representa un 9% en la UE, una cifra que se ha incrementado en los últimos seis años como consecuencia de la expansión urbana. Finalmente, el proceso de compactación afecta a alrededor del 34% de los subsuelos europeos y la contaminación a aproximadamente 3,5 millones de terrenos, según las estimaciones de Bruselas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones