Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La Convención CITES prohíbe las exportaciones de marfil de Botsuana, Namibia y Sudáfrica

Considera que estos países no han cumplido el requisito establecido para poder realizar estas ventas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 10 octubre de 2006
La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) ha decidido no permitir las exportaciones de marfil de Botsuana (20 toneladas), Namibia (10) y Sudáfrica (30). Estas ventas fueron acordadas en 2002, pero con una condición: establecer un sistema que permitiera realizar una base de datos sobre la caza furtiva de elefantes y los niveles de población de este paquidermo.

El Comité Permanente de este organismo, reunido la pasada semana en Ginebra, ha tomado esta decisión al entender que esta condición no ha sido satisfecha y, por tanto, las ventas no pueden seguir adelante. La votación sobre este asunto se pospone para el mes de mayo del año que viene.

Estas reservas proceden de decomisos y de la muerte natural de los elefantes. La idea de CITES, que vela para que ninguna partida ilegal de marfil entre en el mercado, es que los ingresos de estas ventas puedan beneficiar a las comunidades locales y a los programas de conservación de los elefantes.

Sin embargo, otros países africanos, como Kenia, se oponen al considerar que volver a comerciar con el marfil amenazará la supervivencia de los elefantes. No en vano, después de que en 1997 se autorizara la venta de una reserva de 60 toneladas a Japón -transacción imposible desde 1989, cuando se decretó la prohibición del comercio de marfil después de que la población de elefantes cayera a la mitad en sólo diez años-, se registró un recrudecimiento de la caza furtiva de estos paquidermos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones