Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La Cordillera Cantábrica acoge ya más de 160 ejemplares de oso pardo, según el Gobierno asturiano

Los mayores peligros para esta especie son en la actualidad los incendios forestales y la caza furtiva

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 24 marzo de 2006
El crecimiento de la población del oso pardo en la Cordillera Cantábrica durante los últimos años ha superado las estimaciones sobre su reproducción y perpetuidad en esta zona, según considera el Gobierno del Principado de Asturias, que estima que existen en la zona más 160 ejemplares en la actualidad.

La población osera en el Occidente de la Cordillera, donde todos ellos tienen su hábitat en Asturias, puede alcanzar los 140 ejemplares, cuando las estimaciones realizadas hace 10 años auguraban 50 osos. En la parte oriental, los osos habitan en el entorno del Parque Nacional de los Picos de Europa, que corresponde a las comunidades autónomas de Castilla y León, Cantabria y Asturias, y su población supera los 25 ejemplares, cuando la estimación marcaba 12 osos. Estos datos los dieron a conocer en rueda de prensa el consejero de Medio Ambiente, Francisco González Buendía, y el director general de Recursos Humanos y Protección Ambiental, Cristino Ruano.

Se está realizando un trabajo importante para poder conectar los dos núcleos poblacionales a través del corredor del Huerna, que algunos ejemplares "lo han cruzado de forma esporádica", según reconoció el consejero. González Buendía reconoció que los osos son "un símbolo de identidad" de la región y que cualquier política que se promueva en Asturias para su protección y perpetuación "se realizará contando con todo el consenso posible".

Entre los peligros que tiene esta especie para su conservación están los incendios forestales y la caza furtiva, sobre todo la colocación de lazos, afirmó por su parte Ruano, que aseguró que este tipo de actividad cada vez tiene una menor incidencia en la región gracias a la presión que se realiza sobre ella. Por lo que se refiere a las quejas de las personas del medio rural por la posible incidencia de estos animales en su entorno, Ruano señaló que esto se produce en las zonas limítrofes de los núcleos de osos y que en la mayoría de los casos son sucesos "anecdóticos".

Etiquetas:

Asturias oso pardo

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones