Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La Cumbre de Biodiversidad de Brasil avanza hacia un régimen internacional de acceso a los recursos genéticos

Se trata de un mecanismo que permitiría regular la explotación de estos recursos garantizando una distribución más justa de los beneficios

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 31 marzo de 2006
Los participantes en la Cumbre de Biodiversidad que se celebra en Curitiba (Brasil) empiezan a acercar posturas para alcanzar un régimen internacional de acceso a los recursos genéticos y reparto de los beneficios que éstos generen. Pese a que algunos países mantienen posiciones de bloqueo, los últimos pasos dados por las delegaciones parecen indicar que no hay rechazo al establecimiento de este régimen, y la negociación se centra ahora en ver cuándo podría estar definido y cuándo podría entrar en vigor.

Conseguir un acuerdo para la negociación de este régimen futuro es el principal objetivo de esta cumbre. Se trata de un mecanismo que permitiría regular la explotación de estos recursos tratando de garantizar una distribución más justa de los beneficios. Es decir, las empresas farmacéuticas, de cosméticos, etc. que accedan a estos recursos en un territorio que no es el suyo deberán pagar por ello, y si las aplicaciones terapéuticas de los mismos las obtienen, como suele ser habitual, del conocimiento de las comunidades indígenas y locales, deberán también resarcirles por esa "cesión". Los países más reticentes son Canadá, Nueva Zelanda y Australia, cuyas poblaciones indígenas reclaman desde hace años su derecho a la tierra.

En cualquier caso, parece ser que hay consenso sobre la conveniencia de un régimen internacional, pero ahora hay que decidir cuándo ponerlo en marcha y qué aspectos serán vinculantes o no. La postura de la Unión Europea es la de llegar a la siguiente cumbre de diversidad biológica -la COP-9, en otoño de 2008- con un régimen perfilado, que pudiese entrar en vigor al año siguiente.

El documento que saldría de Curitiba sería, según fuentes de la delegación española, una hoja de ruta con los pasos a dar para tener ese régimen en 2010, que sería algo así como un Protocolo de Kioto pero de biodiversidad, y llevaría aparejada la existencia de unos certificados que verificarían los pasos de este recurso genético desde su origen hasta su destino final.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones