Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La escasa diversidad genética del lince ibérico no reduce las posibilidades de supervivencia de la especie

Un estudio internacional ha analizado 19 fósiles de lince y no han hallado variaciones genéticas en los últimos 50.000 años

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 22 agosto de 2011
La escasa diversidad genética del lince ibérico, el carnívoro más amenazado de Europa, podría no reducir las posibilidades de supervivencia de la especie. Es la principal conclusión de un estudio internacional publicado en el último número de la revista "Molecular Ecology" y en el que han participado investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Esta deducción es el resultado del estudio del ADN de 19 fósiles de lince, a través cual se ha observado que la variedad genética de esta especie ha sido pequeña a lo largo de los últimos 50.000 años, informa el CSIC.

La investigación "aporta esperanza a los conservacionistas que defienden que la falta de diversidad genética -presente también en otras especies de felinos como los guepardos africanos, los leones del cráter Ngorongoro y la pantera de Florida- llevará a la extinción del lince, debido a la endogamia y a la escasa capacidad de adaptación a ecosistemas cambiantes", aseguran los científicos.

Para los investigadores responsables del trabajo, el fenómeno se explica por el denominado efecto "cuello de botella genético". La huella de la actividad humana o los drásticos cambios a finales de la última glaciación, causada por el calentamiento global durante el Holoceno (hace 10.000 años), también se barajan como causas.

El equipo de científicos, formado por investigadores españoles, ingleses, daneses y suecos, extrajo el ADN de huesos y dientes de 19 fósiles de lince con una antigüedad comprendida entre los 50.000 años y el siglo pasado. Los científicos examinaron el ADN mitocondrial, una parte del genoma normalmente muy variable, y no han hallado variaciones genéticas, explica el CSIC. "Hemos analizado 19 muestras antiguas de toda la Península y hemos encontrado que todas tienen la misma secuencia de ADN mitocondrial. Los linces siempre han sido muy pocos y su actual uniformidad genética no es un fenómeno que tenga que ver con un declive demográfico reciente", asegura el investigador del CSIC Carles Lalueza?Fox, uno de los autores del trabajo. Su grupo en el Instituto de Biología Evolutiva, un centro mixto del CSIC y la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, ha analizado tres fósiles con edades comprendidas entre los 20.000 y los 2.000 años. Las muestras proceden de diferentes excavaciones en Barcelona.

"Una diversidad genética tan pequeña en un periodo tan amplio de tiempo indica que el tamaño de las poblaciones era moderado", explica otro de los autores, Mark Thomas, investigador de la University College de Londres (Reino Unido). "Que las poblaciones pequeñas puedan perdurar tanto tiempo y con una diversidad genética tan pequeña podría servir para considerar la supervivencia de especies similares y en peligro de extinción actualmente", destaca.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones