Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La falta de fondos de una ONG provoca que cientos de animales puedan morir de hambre en Indonesia

Una decena de animales ha fallecido ya por escasez de alimentos y medicinas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 23 abril de 2007
La Fundación Gibón, que hace cinco años abrió ocho centros para animales salvajes en Indonesia, se ha quedado sin fondos, lo que supone que cientos de animales (primates, panteras, gibones, etc.) se encuentren en peligro de morir de hambre.

Situado en la isla de Java y financiado hasta hace tan sólo unos meses por la Gibbon Foundation, una organización de origen europeo, el Cikananga Rescue Centre presenta una evidente falta de recursos. "Ahora se les da de comer sólo una vez al día" explicó Karmele Llano, una veterinaria española especializada en primates que trabaja en Indonesia para la organización "International Animal Rescue" (IAR) y se ha hecho cargo de parte de los animales de ese centro.

"Los trabajadores siguen viniendo porque nadie quiere abandonar a los animales pero, si no cobran pronto, empezarán a irse", dice la veterinaria. Cerca de una decena de animales, entre ellos dos gibones, han muerto a causa del hambre y la falta de medicinas sólo en el centro de Cikananga, que acumula numerosas deudas en los mercados cercanos.

El dinero se ha terminado y hay una "situación de emergencia", según reconoció Hasudungan Pakpahan, subdirector de la Fundación Gibón en Indonesia. Esta se fundación se comprometió en el año 2003 a financiar ocho centros durante cinco años, tras lo cual pasarían a manos del Gobierno, que es a quien pertenecen los animales, explicó. El Gobierno se tenía que haber hecho cargo de la financiación de los centros, pero aún no ha empezado a mandar dinero, según manifestaron varios empleados de estos centros.

El mantenimiento del refugio de Cikananga cuesta alrededor de 13.600 dólares (10.000 euros) al mes. Con ese dinero, se alimenta y cuida a unos 600 animales, que han sido capturados y sufrido maltratos de todo tipo y a los que se trata de rehabilitar para que puedan regresar a la vida salvaje. De los alrededor de 1.500 animales salvajes que había hace unos meses sólo quedan ahora en torno a 700.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones