Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Medio ambiente

La falta de fondos impidió alertar a la población de Java de la llegada de un tsunami

Indonesia advierte de que no puede hacer frente a eventuales amenazas sin la ayuda internacional

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 19 julio de 2006

Según Prihantoro, a pesar de los esfuerzos regionales para establecer sistemas de advertencia rápida después del maremoto que en 2004 mató a 230.000 personas en el sureste asiático, ninguna de las dos boyas de detección instaladas en la costa occidental de Sumatra se encontraban en el mar en el momento del tsunami.

El funcionario señaló que necesitarían al menos 22 boyas para cubrir toda Indonesia. Prihantoro aseguró que su país no puede hacer frente a eventuales amenazas en el futuro sin la ayuda internacional, que ha ido disminuyendo considerablemente tras los primeros días de la tragedia de 2004.

Pese al pesimismo de Yakarta, la ONU afirmó que el sistema de alerta temprana instalado en la isla de Sumatra para avisar de cualquier riesgo de maremoto a la población no falló el lunes. Una portavoz de la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) explicó que los habitantes fueron avisados “a tiempo” de la posible llegada de una ola gigante.

Familiares y voluntarios rastrean la playa de Pangandaran con la esperanza de encontrar a los más de 200 desaparecidos. Mientras, en distritos como Tasikmalaya, donde se han registrado 51 muertos, los equipos de rescate anunciaron ayer el fin de las operaciones de búsqueda para dar prioridad a la ayuda a los cerca de 50.000 desplazados.

La mayoría de los equipos enviados por las organizaciones internacionales han sido movilizados desde la cercana ciudad de Yogyakarta, donde sigue su curso la operación humanitaria tras el terremoto que arrasó la región hace menos de dos meses.

Primeros camiones de ayuda

Oxfam Internacional ha enviado el primer convoy de ayuda humanitaria a la zona afectada por el tsunami. Equipos de esta ONG y de Acción contra el Hambre realizan las primeras tareas de valoración de las necesidades más acuciantes.

El convoy de Oxfam está formado por cuatro camiones cargados con material sanitario, kits higiénicos y agua para Pangandaran y los distritos de Ciamis, al oeste de la isla de Java.

“Nos preocupan las personas que hayan huido de sus hogares destruidos por el tsunami. Nuestro equipo humanitario se ha desplazado ya a la zona y tenemos los suministros de agua y de material sanitario a punto para responder a las necesidades más urgentes”, ha señalado David MacDonald, responsable de los programas de Oxfam en Indonesia.

Por su parte, los hospitales de Pangandaran y Ciamis reclaman material sanitario ante la gran afluencia de heridos.

En el hospital de Banjar, los heridos reciben asistencia en los pasillos y en la recepción del centro, ya que las 178 camas de que dispone se encuentran ocupadas. Además, en las zonas de emergencia habilitadas, los pacientes duermen en el suelo sobre cartones y mantas.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones